Manos temblorosas de persona mayor que sufre de Parkinson.

En la actualidad, la ciencia y la medicina han evolucionado para ayudarnos no solo a tratar las enfermedades sino a prevenirlas. Por este motivo, descubrimientos como los que relacionan a un medicamento particular con la posibilidad de disminuir el riesgo de Parkinson llegan para nutrir un terreno que hemos venido construyendo por años.

El nuevo aporte al conocimiento médico y científico viene de la mano de los investigadores Jacob E. Simmering, Michael J. Welsh, Lei Liu, Nandakumar S. Narayanan y Anton Pottegard. Gracias a ellos, ahora se sabe que el medicamento contra el agrandamiento de próstata, conocido como terazosina, también puede actuar como un fármaco profiláctico contra el Parkinson.

Para esto, trabajaron con dos bases de datos no relacionadas de dos países distintos: la Truven Health Analytics MarketScan de Estados Unidos y los registros sanitarios nacionales de Dinamarca. La investigación se publicó recientemente en JAMA Neurology.

Terazosina: el medicamento que podría disminuir el riesgo de sufrir Parkinson

El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Iowa, junto con colegas de Dinamarca y China, se enfocó en los efectos de la terazosina para disminuir el riesgo de Parkinson. Para esto, se la comparó con otro fármaco para la próstata agrandada conocido como tamsulosina.

Su muestra de 300 mil hombres mayores se dividió exactamente por la mitad. Una parte tomaba tamsulosina y la otra terazosina. Haciendo seguimiento de sus registros se averiguó cuántos individuos desarrollaron la enfermedad. Allí fue cuando se notó que aquellos que habían usado el medicamento terazosina tenían entre un 12 y un 37% menos de riesgo desarrollar Parkinson.

¿Qué hace diferente a este medicamento contra el agrandamiento de próstata?

Los investigadores iniciaron el estudio con datos que los ponían sobre la pista de la efectividad de la terazosina. Esto debido a que habían conducido investigaciones preclínicas que les permitieron observar sus efectos positivos registrados en la base de datos Truven de EE.UU.

Gracias a estos, pudieron observar que el fármaco ayuda a mejorar los niveles de energía celular. Como consecuencia, el medicamento ayuda a disminuir el riesgo de Parkinson al ralentizar o prevenir por completo el avance de la enfermedad.

¿Todos los medicamentos para la próstata funcionan igual?

No. En el estudio actual, la tamsulosina no mostró la capacidad de modificar o mejorar los niveles de energía celular. De allí que los hombres que la tomaran no experimentaran una disminución en su riesgo de sufrir de Parkinson.

Con la esperanza de conocer más sobre algún otro posible medicamento que ayude a disminuir el riesgo de sufrir Parkinson, los investigadores planean examinar otros medicamentos que también interactúan con los niveles de energía celular.

Referencia:

Association of Glycolysis-Enhancing α-1 Blockers With Risk of Developing Parkinson Disease: doi:10.1001/jamaneurol.2020.5157