Imagen del lugar de aterrizaje del Apolo 15 acercada desde el punto ubicado en una imagen más amplia de la Luna.
Imagen del lugar de aterrizaje del Apolo 15 en una imagen amplia de la Luna. Crédito: (Sophia Dagnello, NRAO/GBO/Raytheon/AUI/NSF/USGS.

Los astrónomos han quedado impresionados con el potencial de una nueva tecnología para capturar imágenes de con un elevado nivel de detalle de la superficie de la Luna. En pruebas recientes, obtuvieron una perspectiva en alta resolución del lugar de alunizaje del Apolo 15.

Con esta exitosa prueba de concepto probablemente se abrirán muchas puertas que permitirán ampliar la capacidad de este transmisor. Pronto quizás no sea tan necesario exponer a nuestros héroes astronautas a las condiciones hostiles del espacio exterior para conocer lo que hay fuera de nuestro planeta.

Un nuevo transmisor para obtener imágenes de la superficie de la Luna

El año pasado fue problemático, pero esto no detuvo a los astrónomos, más interesados por lo que hay afuera de nuestro planeta. En el mes de noviembre, el Observatorio Green Bank (GBO) de la Fundación Nacional de Ciencias y el Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO), y Raytheon Intelligence & Space pusieron en marcha una prueba para evaluar el potencial del nuevo sistema de radiotelescopio.

En un intento por mejorar sus capacidades, NRAO, GBO y Raytheon añadieron un nuevo transmisor al Green Bank Telescope (GBT), el radiotelescopio totalmente orientable más grande del mundo. Con ello esperaban poder obtener imágenes más detalladas de la superficie de la Luna, y por qué no, un poco más profundas.

En la prueba de noviembre, el GBT transmitió una señala de radar al espacio que fue recibida posteriormente por el Very Long Baseline Array (VLBA). Cabe destacar que VLBA es una colección de radiotelescopios gigantesca que trabaja de manera conjunta conformando así un colector de señales monumental. De este modo, pudieron obtener imágenes del lugar de alunizaje del Apolo 15 que demuestran el alto nivel de desempeño de la nueva tecnología.

El lugar de alunizaje de Apolo 15

Lo podemos observar en la siguiente imagen, en cuya parte superior central se observa un especie de depresión llamada cráter Hadley C, que mide unos 6 kilómetros de ancho. Muy cerca de este, podemos observar una especie de cuenca serpenteante que se cree que fue una vía de lava colapsada en el pasado; a esta la denominan Hadley Rille.

imagen superficie luna apolo15
Imagen de radar GBT-VLBA de la región donde aterrizó el Apolo 15 en 1971. Crédito: NRAO/GBO/Raytheon/NSF/AUI

Ambas estructuras son fascinantes, pero aún son relativamente grandes en comparación con los objetos más pequeños que logró captar la señal enviada desde la Tierra. Las imágenes de la superficie de la Luna diferencian estructuras tan pequeñas como de unos cinco metros de ancho.

Imágenes de alta resolución para el futuro

Para nosotros, que vivimos aquí en la Tierra, es un tamaño lo suficientemente grande para diferenciarlo a simple vista o desde una vista aérea. Pero ver lo mismo desde aquí a cientos de miles de kilómetros de distancia es definitivamente un gran logro.

Lo curioso es que aún no es suficiente. El mismo equipo quiere lograr aún más, por lo que trabajarán en un transmisor aún más potente. Según el comunicado de NRAO, ahora los investigadores desarrollarán un sistema de radar de alta potencia de 500 kilovatios para obtener imágenes de la Luna aún más detalladas.

“Las técnicas de radar de Raytheon podrían, en última instancia, mejorar nuestra capacidad para explorar el Sistema Solar”, dijo Steven Wilkinson, investigador principal de ingeniería en Raytheon Intelligence & Space.

Así, sin movernos de nuestra cómoda nave espacial, podríamos obtener imágenes de asteroides y desechos espaciales, los cuales son difíciles de captar con telescopios ópticos. También podríamos ver las lunas de otros planetas; pero más importante aún, este podría tener aplicaciones incluso en otras ramas de la ciencia.

Referencia:

Successful Test Paves Way for New Planetary Radar. https://public.nrao.edu/news/successful-test-new-planetary-radar/