Logos de Google y Ford
Vía Ford

Google integrará Android y otros de sus servicios en automóviles Ford que esperan comercializar a partir del 2023. En este acuerdo participan empleados de ambas compañías, unidos bajo el nombre de Team Upshift. Estos trabajarán juntos por un periodo de seis años, tiempo en el cual pretenden “impulsar futuras innovaciones”.

Los automóviles Ford operaran bajo Android, lo que significa que incluirán muchas de las funciones del sistema operativo móvil de la compañía. Esta particularidad le permitirá a Ford explotar las bondades del Asistente de Google y Google Maps como sistema de navegación.

Aunado a ello, la empresa automotriz ha indicado que la alianza “puede incluir proyectos que van desde la modernización de sus plantas a través de la IA de visión, el desarrollo de nuevas experiencias minoristas al comprar un vehículo, la creación de nuevas ofertas de propiedad basadas en datos de vehículos conectados y más”.

Ford empleará Google Cloud como proveedor de nube

La compañía automotriz ha señalado que usará Google Cloud como proveedor de nube preferido. Esto le permitirá aprovechar al máximo en materia de comunicaciones lo que este servicio ofrece. En efecto, veremos automóviles con mejor conexión de datos, inteligencia artificial y aprendizaje automático.

“Significa construir sobre una visión compartida de proporcionar experiencias de vehículos conectados más seguras y eficientes mediante la integración de los servicios de Android y Google directamente en nuestros vehículos”, expresa Ford.

Asimismo, esta función permitirá que los clientes reciban notificaciones en tiempo real como solicitudes de mantenimiento o alertas de intercambio.

Esta asociación beneficiará a clientes Lincoln

La alianza entre Google y Ford  beneficiará también a usuarios Lincoln, los cuales verán los primeros modelos con la inclusión de esta tecnología para el 2023. Incluso, los desarrolladores de terceros podrán crear aún más aplicaciones “para una experiencia de propiedad mejorada y más personalizada”.

Ford, una empresa que generalmente se enfocaba en el producto en primer lugar, ha decidido unirse al auge tecnológico y darle al servicio la misma importancia que al proceso de fabricación.