Aunque anden sin ropa, las ratas topo desnudas son criaturas muy comunicativas, tanto que hasta tienen sus propios dialectos para expresarse entre ellas. Esta ha sido la interesante conclusión a la que han llegado los expertos en un nuevo estudio publicado en la revista Science.

Y tal como ocurre con los humanos, que interactúan para conocerse y llevarse bien, estas criaturas se valen del mismo dialecto para fortalecer la cohesión con sus similares dentro de la colonia.

Roedores muy comunicativos entre sí

Si alguien se acerca a los recónditos lugares en los que viven estos roedores, podrá escucharlos gorjeando, chillando o gruñéndose entre ellos. ¿Pero expresarán con estas vocalizaciones las mismas cosas que suelen expresar los humanos al hacerlas? ¿Cumplirán alguna función específica dentro de sus colonias?

Los investigadores sospechaban que sí, principalmente porque las ratas topo desnudas viven en “sociedades” muy estrictas en las que cada una tiene un trabajo bien establecido. Pero para confirmarlo, decidieron acercarse a ellas y estudiar sus interacciones a través de las vocalizaciones.

Un programa capaz de identificar la voz de cada rata

En un período de dos años, los investigadores registraron un total de 36,190 chirridos emitidos por 166 individuos de siete colonias de ratas topo desnudas. Con una base de datos tan robusta, recurrieron un algoritmo para analizar las propiedades acústicas de cada una de las vocalizaciones registradas.

 Ratas topo desnudas que participaron en el estudio vistas desde el interior del tubo.
Las ratas topo desnudas son animales eusociales; viven en colonias muy bien organizadas que poseen incluso su propio dialecto. Crédito: Colin Lewin.

Otro programa también les permitió detectar con alto nivel de precisión de cuál de las ratas topo del estudio provenían los chirridos registrados. Fue así como descubrieron que, tal como los humanos, cada una de las ratas topo desnuda tiene su propia voz.

El programa no solo pudo identificar la voz individual de cada individuo, sino también las vocalizaciones comunes dentro de sus respectivas colonias. Con ello, no tuvieron más dudas: las ratas topo desnudas tienen sus propios dialectos. Pero aún quedaba algo por determinar: ¿podían identificarse entre ellas por las voces como lo hacemos nosotros?

Las ratas topo desnudas se reconocen por su propio dialecto

Para determinarlo, hicieron un experimento. Colocaron una rata topo desnuda en dos cámaras conectadas por medio de un tubo, y la expusieron al chirrido de otra. Si los sonidos correspondían a los que emiten los individuos de su colonia, ella reaccionaría con otra vocalización; de lo contrario, permanecería en silencio.

“Observamos que los animales siempre se dirigían inmediatamente a la cámara donde se podían escuchar los chirridos”, explica la Dra. Alison Barker. “Eso nos permitió inferir que las ratas topo desnudas pueden reconocer su propio dialecto y responderán selectivamente a eso”.

Pero además descubrieron que el dialecto compartido parece jugar un papel clave en la cohesión y el sentido de pertenencia entre las ratas too desnudas de una colonia específica. De hecho, pueden rechazar a las ratas topo extranjeras, incluso siendo de su misma especie, solo por escuchar su dialecto diferente.

En conclusión, siempre que sea con las de su propia colonia, las ratas topo desnudas trabajan en total armonía. Pero, aunque parezcan inofensivas y frágiles, estas pequeñas criaturas son profundamente xenófobas, probablemente debido a la escasez de recursos en sus hábitats.

Referencias:

Cultural transmission of vocal dialect in the naked mole-rat. https://science.sciencemag.org/content/371/6528/503

Colony-specific dialects of naked mole-rats. https://science.sciencemag.org/content/371/6528/461

Escribir un comentario