Vivimos en un mundo rodeado de muchas tecnologías, unas más innovadoras que otras. Pero, ¿se te ocurre una que pueda servir como ordenador, enrutador WiFi y hasta como servidor? No nos referimos a un computador tradicional, sino a una Raspberry Pi, un sistema que puede cambiar la forma como se manejan nuestros datos en internet. Inclusive, puede revolucionar el futuro de las empresas tecnológicas.

Una Raspberry Pi (Rpi) no es más que un mini ordenador con arquitectura ARM. Un dispositivo de tamaño reducido, similar a una tarjeta de crédito, pensado para ocupar el mínimo espacio, pero con la capacidad para ejecutar muchos de los procesos que realiza un computador común.

Entre ellos, manipulación de documentos de ofimática, conectarse a internet, reproducir juegos, videos y muchos más. Es tal el alcance de una Raspberry Pi, que se ha utilizado para hackear desde simples electrodomésticos hasta sistemas más complejos como los de la NASA.

¿Cómo funciona una Raspberry pi?

Logo de Raspberry Pi
Logo de Raspberry Pi

Como ya comentamos, una Raspberry Pi es un ordenador, pero en miniatura. Esto significa que tiene puertos de entrada y salida para audio y video. Así como memoria RAM, SoC, CPU, conectividad para red, conexiones para periféricos, en fin, todo lo que necesita un computador para operar.

Por consiguiente, solo necesita que se le conecte un teclado, pantalla, ratón, y por supuesto, ejecutar un sistema operativo. Este último se graba en una tarjeta SD y se inicia desde allí. Ya solo quedaría conectarlo a la corriente y estaría listo para funcionar.

Inicialmente, las Rpi estaban destinados al sector educativo. Los colegios las empleaban como una herramienta más para “fomentar la enseñanza de las ciencias computacionales en los niños”. Sin embargo, esto ha venido cambiando y su utilidad se ha extendido a otras áreas.

De hecho, las Rasberry pi no solo sirven como simples ordenadores, también se pueden utilizar para crear servidores NAS (Network Attached Storage) y hasta pueden convertirse en un enrutador WiFi.

Pero, ¿qué requisitos de hardware debe cumplir una Raspberry Pi para operar? Aparte de los accesorios mencionados anteriormente, este dispositivo debe contar con una “Fuente de Alimentación microUSB de 5V y 1000 mAh” para las versiones más antiguas. Por el contrario, si son modelos más recientes (B+ y Pi 2 B) deben exigir mínimo 2000 mAh de carga eléctrica para funcionar.

Fuente de alimentación de una Raspberry Pi
Fuente de alimentación para una Raspberry Pi

Ahora bien, si hablamos de software, este funciona únicamente con distribuciones Linux. El sistema operativo más utilizado en estos equipos es Raspbian, basado en Debian, pero adaptado a la arquitectura ARMv6. Entonces, ¿no está disponible para Windows? No del todo, puesto que la Raspberry Pi 2 tiene una versión para Windows 10, pero no para ordenadores, sino orientada al Internet de las cosas.

¿Cuáles son las ventajas de usar una Raspberry pi?

Este mini ordenador ofrece muchas posibilidades, en su mayoría gracias a los múltiples periféricos que acepta. Las Raspberry Pi se caracterizan por ser:

  • Portables: estos dispositivos son bastante pequeños. Las dimensiones de su placa no sobrepasan los 10 cm de largo ni los 6 cm de ancho. Estas características lo hacen de gran atractivo, puesto que podemos llevarlo hasta en la comodidad de nuestro bolsillo.
  • Adaptables: gracias a los múltiples puertos que trae se acopla perfectamente a sistemas más complejos. De hecho, se pueden utilizar para crear servidores NAS y hasta como centro multimedia para servidores de películas.
  • Versátiles: su estructura hardware/software es amigable y fácil de manejar. Es por ello que inicialmente estaba destinado a los colegios.
  • Costes energéticos muy bajos: exigen poca energía para funcionar. Pueden estar activos todo el día y su uso no repercute en la factura de la luz.
  • Económico: esta es otra de las grandes ventajas que ofrece una Rpi. El último modelo de estos equipos alcanza un valor de 79 dólares.
  • Seguro: gracias a su adaptabilidad se pueden utilizar para desarrollar sistemas de almacenamiento de datos. Estos garantizan en todo momento la seguridad de nuestra información, ya que la almacenan localmente.

¿En qué proyectos se puede utilizar una Raspberry Pi?

Accesorio IQAudio de una RPi
Accesorio IQAudio para salida de audio en una RPi

Anteriormente destacábamos la versatilidad y adaptabilidad de las Raspberry Pi. Estas características permiten que estos dispositivos se puedan implementar en numerosos proyectos de hardware. Incluso, su uso despierta la creatividad e ingenio de los usuarios para crear:

Servidor web

Puedes hacer de tu Raspberry Pi un servidor Web para alojar tu sitio web personal o blog. Su bajo coste de energía permite mantenerlos activos durante todo el día y cumplir a cabalidad los requerimientos de hardware.

Solo deberás instalar el software para servidores que mejor se adapte al dispositivo, que bien puede ser WordPress, Ghost, MySQL, Apache o PHP.

Media Center

Una Raspberry Pi se puede convertir en un centro multimedia para disfrutar de películas, documentales y series de nuestra preferencia.

Para explotar esta cualidad solo tienes que instalar una versión de la plataforma de gestión de contenidos Kodi compatible con Raspberry Pi.

Smart TV

Si piensas que tu vieja TV está limitada a simple programación televisiva, permítenos decirte que las Raspberry Pi pueden convertirlo en un Smart TV.

Puedes tener tu propio televisor inteligente con capacidad para conectarse a Internet, instalar aplicaciones para ampliar sus funciones y visualizar contenido multimedia de forma remota.

Para hacer esto posible, se pueden utilizar las plataformas Kodi o Plex. Esta última permite agregar funciones de servidor de contenidos para disfrutar de archivos multimedia guardado en otros equipos.

Controlador para robótica

La portabilidad y versatilidad hace de estos equipos una herramienta ideal para fines robóticos. De hecho, existen pequeños carros robots controlados mediante Raspberry Pi.

Estos pequeños dispositivos están respaldado por aplicaciones para programación de robótica en Raspberry Pi.

Otras aplicaciones de las RPI

Estuche de una Raspberry Pi
Estuche de una Raspberry Pi

Las Raspberry Pi no solo sirven como media center, servidores, además de controladores de robótica. Sus bondades nos permiten utilizarlos como:

Un mini ordenador

Esta es una de las peculiaridades que más hemos mencionado de la Rpi. Este equipo cuenta con una placa cuya área no sobrepasa los 60 cm2, pero que cumple muchas de las tareas de un ordenador común.

Una Raspberry Pi tiene la potencia y la capacidad para navegar en Internet, administrar correos, editar textos, reproducir videos, tomar fotografías, entre otras funciones.

Elementos domóticos

Las Raspberry Pi incluyen una variedad de sensores, receptores de radio y módulos de control por infrarrojos. Estos componentes permiten que los Rpi puedan controlar luces, termostatos de temperatura, así como automatizar puertas.

Aunado a ello, estos dispositivos incluyen conectividad inalámbrica. Una función que facilita llevar elementos domóticos del hogar hasta nuestro teléfono inteligente, y activar la calefacción con tocar solo un botón, por ejemplo. Un software que permite explotar esta particularidad es Domoticz.

Control de redes

Si bien es cierto que las redes domésticas son fáciles de controlar, la realidad es que actualmente a una misma red se pueden conectar más de una docena equipos. Por ende, la supervisión es obligatoria, puesto que la red WiFi puede ser vulnerable a ataques informáticos.

Para gestionar la red WiFi con una Rapsberry Pi, solo basta con instalar Nagios. Esta herramienta notifica cuando un dispositivo se ha desconectado a causa de un fallo o en caso de que el servidor web se encuentre fuera de la red.

Sistema NAS

Para complementar la gestión de redes, la tecnología de Raspberry Pi permite crear un Sistema de almacenamiento (NAS) para poder acceder a los archivos de la red.

¿Cómo se crea un servidor NAS? Solo basta con tener una RPi, un disco duro y un sistema operativo que gestione las conexiones y el sistema de archivos del disco duro. El software indicado para esto es NAS4Free.

Raspberry Pi, una alternativa para almacenar datos localmente 

Una escalera sobre dos nubes
Con una Raspberry Pi no te perderás tiempo seleccionado el contenido que subirás a la nube. Este dispositivo te permite almacenar los datos localmente y solo tú tendrás acceso. 
(Imagen de Shutterstock)

Como puedes notar detrás de este pequeño dispositivo se esconde un mundo de posibilidades bastante interesantes. Más allá de las bondades que ofrece, una Raspberry Pi destaca por ser un dispositivo muy seguro.

De hecho, esta particularidad lo está convirtiendo en la mejor opción para crear servidores NAS. Empresas y usuarios comunes pueden usar estos equipos para desarrollar redes de almacenamiento local y a un precio muy accesible.

Nuevamente acentuamos la seguridad que brindan, porque al crear servidores domésticos, nos ahorran la tarea de guardar nuestra información en la nube. Con una Raspberry Pi nuestros datos se almacenan localmente, son más privados, seguros y están al alcance de nuestra mano. Algo que no podemos decir de Cluod o la nube, puesto que la información es controlada por otras personas.

¿Cómo gestiona una Raspberry Pi un alto volumen de datos?

Podemos decir que una Raspberry Pi es una solución a bajo costo que garantiza la privacidad de tus datos, tanto personales como empresariales. Pero, ¿cómo podemos almacenar una vasta cantidad de información en este equipo tan diminuto? Probablemente sea la duda que tengas ahora.

El tamaño no influye en este caso, es una ventaja. Si lo que queremos es guardar más información solo debemos contar con más recursos de hardware, como un disco duro de mayor capacidad. Un componente que garantiza que la información que se va haciendo más robusta, permanezca resguardada.

Esto es un factor determinante en el futuro de las empresas, ya que entre más datos reciben, mayor es la confianza que sus usuarios le otorgan. Por ende, el compromiso y responsabilidad de esta debe ser mayor. Esta acción garantizaría el éxito de estas compañías.

Sin duda, las empresas están consciente de la importancia de los datos. Desde hace tiempo, vienen realizando “evaluaciones de impacto en la privacidad”, sobre todo aquellas que manejan un gran volumen de información. De hecho, el año pasado, “más del 70% de las empresas monitorearon continuamente incidentes de datos confidenciales”.

En efecto, para sobrellevar esta situación las empresas deben ir a la par con la tecnología. Aprovechar las bondades que esta ofrece y actualizarse constantemente, siempre que sea en pro de sus usuarios e intereses propios. Es por ello que una Raspberry Pi es la opción perfecta para administrar información de manera local y garantizar en todo momento la integridad de los datos.

Escribir un comentario