Mujer acostada en cama teniendo una sesión de sueño profundo.
Vía Pixabay.

Dormir es uno de los procesos biológicos que compartimos indiscutiblemente con todos los seres vivos. A estas alturas, sabemos que es altamente necesario. Pero ni siquiera ahora llegamos a entender por completo todas las funciones y beneficios que tiene. Ahora, una reciente investigación nos revela por qué es particularmente importante el sueño profundo dentro de todo el proceso.

El estudio se publicó en la revista Science Advances y, gracias a él, hemos podido detallar un nuevo punto que se suma a las razones por las que el sueño es vital para nosotros. Detrás de la investigación estuvieron los científicos Bart van Alphen, Evan R. Semenza, Melvyn Yap, Bruno van Swinderen y Ravi Allada.

El sueño profundo en las moscas de la fruta

Para este caso, el grupo de investigadores no realizó estudios directamente sobre el cerebro humano, sino en las moscas de la fruta. Esto debido a que, aunque parezca difícil de creer, nuestros sistemas reguladores de sueño son bastante similares a los de ellas. Por lo que pueden actuar como muy cercanos modelos de nuestros propios procesos de sueño.

Específicamente en el estudio, se midió la actividad cerebral de las moscas de fruta cuando entraban en la etapa de extensión de la prosbosis en el sueño. En general, esta se puede ver como un estado paralelo al de nuestro sueño profundo o de ondas lentas.

Durante este periodo el cerebro de las moscas liberó líquidos y comandos que activaron el equivalente a nuestro hígado. Gracias a este, la limpieza de desechos y contaminantes, así como la curación de heridas se hizo más activa durante el sueño.

¿Por qué es importante el sueño profundo?

Viendo lo anterior, es posible notar entonces que, durante el sueño profundo de las moscas, estas consiguen “restaurar” procesos y limpiar su organismo. Debido a las similitudes que existen entonces entre su sistema circadiano y el nuestro, podemos ver por qué el sueño profundo sería importante para nosotros también.

Con él, llegamos a liberar el cuerpo de viejas toxinas que, de otro modo, se quedarían en él contaminándolo. Un detalle que traería consecuencias que irían desde problemas neurodegenerativos hasta otras complicaciones de salud en el resto del organismo.

Estamos un paso más cerca de entender por qué necesitamos el sueño

Gracias a esta investigación nos ha sido posible ver con más detalle lo importante que es el sueño profundo para nuestro organismo. Sin embargo, esta es tan solo una pieza del gran rompecabezas que debemos resolver para entender por qué dormir es una necesidad en primer lugar.

Sobre todo para las criaturas salvajes, el sueño es un momento del día en el que se encuentran altamente vulnerables. Por lo que, la ciencia se pregunta por qué la evolución no se ha encargado de eliminar este proceso que inicialmente se ve como una desventaja.

Los estudios posteriores nos han mostrado que, por ejemplo, en niños el sueño es un aliado para la construcción de la memoria episódica. Por otro lado, también sabemos que las diversas etapas del sueño tienen diferentes efectos en el aprendizaje. Asimismo, vemos que este ayuda a las células inmunes a sanar el cuerpo. Ahora, comprendemos con más detalle cómo el sueño profundo también limpia nuestro organismo.

¿Con esta información finalmente sabemos por qué el sueño es necesario? No. Aún quedan incógnitas por responder, como por qué unos individuos requieren más sueño que otros y obtienen diferentes beneficios de él.

Referencia:

A deep sleep stage in Drosophila with a functional role in waste clearance: DOI: 10.1126/sciadv.abc2999