Gato acostado al lado de una planta de vida plateada.
Reacción típica de un gato ante el contacto con la vid plateada. Foto: Masao Miyazaki y Reiko Uenoyama.

Un tipo de liana originaria de Japón y China puede ser para nuestros amados felinos lo equivalente a una sustancia alucinógena para los humanos. Aún no está claro como es que la actinidia polygama, o vid o enredadera plateada, logra causar tanta euforia en los gatos, ni mucho menos por qué les encanta tanto, pero hay interés por determinarlo.

En un nuevo estudio, los investigadores de la Universidad de Iwate, la Universidad de Nagoya, la Universidad de Kyoto y la Universidad de Liverpool llegaron a una nueva explicación. Tal parece que los gatos aman la vid plateada no solo porque les causa alegría, sino porque puede protegerlos de los mosquitos.

Gatos expuestos a los ingredientes activos de la vida plateada y la menta de gato

Los dueños de gatos suelen utilizar hojas secas de vid plateada y menta de gato (Nepeta cataria) para distraer a sus mascotas felinas, y a ellas parece encantarles. Sin embargo, los investigadores descubrieron que este comportamiento eufórico no es la única razón por la que los gatos aman estas plantas; en realidad hay una razón mucho más funcional.

Para dar con ella, los investigadores identificaron el ingrediente activo de la vid plateada responsable de la respuesta eufórica en los gatos: el nepetalactol. Luego, la extrajeron de sus hojas y la administraron a los animales para observar su respuesta.

Reacción de euforia similar a la vid plateada entre diferentes felinos

El experimento incluyó 18 gatos de laboratorio, 17 gatos salvajes, y gatos no domésticos grandes, como el jaguar, el leopardo de Amur y el lince euroasiático. Los dos primeros mostraron la respuesta típica a la vid plateada, y los más grandes se comportaron de manera similar. Así concluyeron que, en efecto, el nepetalactol es el responsable de su reacción característica.

Pero solo esta razón para el afán de los animales por esta planta no convencía a los investigadores. Sobre todo por el hecho de que algunos informes previos sugerían que la nepetalactona, el compuesto de interés en la planta de menta de gatos, funciona como un repelente de mosquitos.

“Pensamos que la respuesta permite a los gatos transferir nepetalactol o nepetalactona de la planta en su pelaje para protegerse contra los mosquitos”, Reiko Uenoyama, la primera autora del artículo. “Esto llevó a una fuerte hipótesis cuando encontró la actividad repelente de mosquitos del nepetalactol”.

Los gatos buscan impregnar su cabeza con la sustancia

Entonces hicieron otro experimento en el que colocaron filtros de papel con nepetalactol en el piso, las paredes y el techo de la jaula de los gatos. A los gatos parecía importarles mayoritariamente aplicar la sustancia en su cara y cabeza en lugar de explotar de euforia con ella.

Notaron que los gatos se frotaban la cara y la cabeza contra el papel sin importar el lugar en que estuviera, pero su reacción no era la misma cuando se frotaban contrala pared o el techo.

Entonces procedieron a exponerlos a los mosquitos y contaron la cantidad de individuos que se posaron sobre sus cabezas, comparándolos con gatos que no se habían frotado contra el nepetalactol. Así descubrieron que la sustancia en realidad era repelente de mosquitos, pues menos de ellos se posaron sobre los gatos que se la habían aplicado.

Un repelente de mosquitos para felinos

Luego compararon sus reacciones en un entorno natural y notaron que los gatos que respondieron con emoción a las hojas de vid plateada efectivamente tuvieron menos problemas con los mosquitos.

“A partir de estos resultados, encontramos que la reacción de los gatos a la vid de plata es una defensa química contra los mosquitos y quizás contra los virus e insectos parásitos”, dijo el líder del estudio, Masao Miyazaki de la Universidad de Iwate.

De modo que el misterio parece haberse resuelto. Los gatos aman las enredaderas de plata porque es realmente funcional para ellos. Ahora los investigadores quieren determinar por qué esta reacción parece limitarse a estos felinos, y para ello irán en busca del gen involucrado.

Referencia:

The characteristic response of domestic cats to plant iridoids allows them to gain chemical defense against mosquitoes. https://advances.sciencemag.org/content/7/4/eabd9135