La crisis del COVID-19 ha afectado a todos los confines del mundo. Pero es claro que algunas naciones se han llevado los golpes más duros. Sin duda, en este último grupo entran los Estados Unidos, sobre todo ahora que la pandemia ha hecho que la expectativa de vida general de su población disminuya notoriamente.

En el estudio publicado recientemente en Proceedings of the National Academy of Sciences se ha estudiado el impacto que la mortalidad del coronavirus ha tenido en la vida de los estadounidenses. Específicamente, las autoras Theresa Andrasfay y Noreen se enfocaron con calcular la expectativa de vida desde el nacimiento de los ciudadanos estadounidenses.

Básicamente, este cálculo implica determinar cuánto tiempo viviría una persona nacida en un año equis, basado en los datos de mortalidad y de calidad de vida disponibles hasta la fecha. Para el caso de Estados Unidos, la expectativa de vida de 2019 fue de 78,61 años. Pero, la de 2020 tuvo una caída brusca producida por la pandemia.

La pandemia disminuyó la expectativa de vida promedio en Estados Unidos

Debido a las cientos de miles de muertes que se han desatado en el territorio norteamericano a causa del COVID-19, el panorama de Estados Unidos cambió por completo. Esto debido a que, según los cálculos de las investigadoras la nueva expectativa de vida se situaría en 77,48 años para la población en general.

Con esto, hablamos de una caída de 1,13 años de la expectativa de vida en Estados Unidos debido a la pandemia. Según las autoras, los registros colocan a este descenso como uno de los más grandes en al menos cuatro décadas.

Asimismo, el registro también coloca al 2003 como el año en el que la expectativa de vida llegó a estar tan baja como ahora. Desde entonces, en lo que fueron casi dos décadas, esta había tenido un ascenso paulatino y casi ininterrumpido.

Una caída 10 veces mayor a la usual

A pesar de lo anterior, la caída del 2020 no es la única que ha tenido Estados Unidos en el siglo XXI. De hecho, del 2015 al 2017 hubo anualmente un descenso de 0,1 años en la expectativa de vida.

Al comparar ambos descensos, es fácil ver que el 2020 trajo una caída más de 10 veces mayor que cualquiera de los otros años. En las otras oportunidades, los bajones en la expectativa de vida de Estados Unidos se dieron a causa de un aumento en las tasas de suicidio y se sobredosis, pero en este caso básicamente todo el peso cayó sobre las muertes que ocasionó la pandemia.

Las minorías se vieron incluso más afectadas por la pandemia

El estudio no solo buscó observar los cambios en la expectativa de vida general de Estados Unidos ante la pandemia. De hecho, también hizo una diferenciación entre las diferentes etnias que conviven en el país.

Gracias a esto se pudo determinar que la caída de la expectativa de vida de los habitantes de Estados Unidos a causa de la pandemia varió según la etnia. Por ejemplo, los estadounidenses blancos específicamente solo vieron una caída de 0,68 años, llevando su conteo promedio a 77,84.

Por su parte, los latinos y las personas de color experimentaron caídas mucho más bruscas (de 3,05 y 2,1 años, respectivamente); lo que llevó sus cuentas finales a 78.77 y 72.78 años. En general, las autoras consideraron que esta diferencia nació de una mayor exposición al virus en los espacios de trabajo o por contacto familiar, junto con un acceso menor al cuidado médico de calidad.

¿El 2021 cambiará esta tendencia?

Es poco probable. Claramente la llegada de las vacunas podrá ayudar poco a poco a liberar al mundo de la carga del COVID-19. Sin embargo, este no será un cambio que se dé de la noche a la mañana. De hecho, requerirá mucha más paciencia de la que podríamos imaginar.

Por este motivo, con las tasas de mortalidad aún en aumento en Estados Unidos, y los bullentes problemas sociales y económicos aún frescos, es poco probable que el 2021 sea un año de recuperación total.

Tal vez sea posible que esta vez la caída de la expectativa de vida en Estados Unidos se haga menor, pero los efectos de la pandemia no desaparecerán tan fácilmente. Un fenómeno que, además, se verá repetido en el resto del mundo.

Referencia:

Reductions in 2020 US life expectancy due to COVID-19 and the disproportionate impact on the Black and Latino populations: https://doi.org/10.1073/pnas.2014746118

Escribir un comentario