Satélite de Exotrail con propulsor de efecto Hall
Vía Exotrail

La empresa Exotrail ha realizado pruebas exitosas al CubeSat con propulsor de efecto Hall lanzado al espacio en noviembre de 2020. La firma francesa expresó que logró “encender nominalmente sus sistemas de propulsión ExoMG en el primer intento”.

Para aclarar un poco, “los propulsores Hall atrapan electrones en un campo magnético y luego utilizan esos electrones para ionizar el propelente, y acelerar los iones de manera eficiente para producir impulso”. En palabras más sencillas, estos motores generan gases a alta presión que provocan el empuje necesario para elevar y acelerar un cohete.

La sorpresa acá es que Exotrail ha ideado una forma de incluir propulsores, que por lo general son bastantes grandes y que además requieren mucha potencia, en pequeños satélites como los CubeSats.

La empresa afirma que esta misión abre una nueva era para la industria espacial. Esto se debe a qué ExoMG es el primer propulsor de efecto Hall que opera en una nave espacial de menos de 100 kilogramos.

Exotrail usa un propulsor con efecto Hall que solo requiere 50 vatios de potencia

Exotrail ha transformado un propulsor del tamaño de un refrigerador a una simple botella de gaseosa de 2 litros, el cual requiere aproximadamente 50 vatios de potencia. “Esto hace que el sistema de propulsión sea ideal para satélites de entre 10 y 250 kg”.

Para complementar las bondades de este propulsor, Exotrail usa ExoOPS. Un software que no solo permite ejecutar el propulsor, sino “controlar constelaciones de satélites”.

Los CubeSats dotados de esta tecnología pueden cambiar rápidamente su órbita una vez en el espacio. ¿Qué significa esto? Los operadores de satélites podrán controlarlo así como nosotros manejamos un dron. Por ende, los equipos ofrecen mayor flexibilidad y rendimiento. Además evitan colisiones y menos contaminación espacial.

Por el momento, la empresa recopila una gran cantidad de datos para verificar el impacto de este equipo en el entorno espacial. Pero, sin lugar a dudas, los propulsores con efecto Hall implementados en CubeSats representan el principio de futuros grandes proyectos en el área espacial.