En nuestros días, la grabación de videos se ha facilitado al punto de poder contar con tomas en gran calidad usando el smartphone. Sin embargo, esto trae como resultado un archivo bastante pesado que probablemente genere problemas en los tiempos de carga de la página. La solución para esto es comprimir los videos y para lograrlo, aprovecharemos la herramienta a continuación.

Su nombre es Video Compressor, una herramienta de la página para cambiar formatos Free Convert, muy fácil de usar y gratuito.

La manera de comprimir videos desde el navegador

La compresión es un proceso importantísimo para cualquier material que pretendamos subir a la web. Es necesario porque cargar archivos demasiado pesados, puede aumentar el tiempo de carga de la página. Si el destino de tu video son las redes sociales, quizás no haga falta comprimir porque cada plataforma lo hace automáticamente. La idea detrás de este proceso es disminuir el peso del video para facilitar su subida a donde quieras.

Cabe destacar que Video Compressor es un servicio completamente gratuito y que no necesita procesos de registro. Solo basta con ingresar, tener a la mano tu video, subirlo y definir los ajustes.

Cuando ingresas al sitio web de Video Compressor te recibe de inmediato un botón para seleccionar tu video desde la ventana del explorador. Es importante resaltar también que el límite de tamaño de los videos a comprimir es de 1GB.

Si te desplazas hacia abajo encontrarás las opciones avanzadas para comprimir videos. Ahí podrás modificar el codec y también definir el tamaño de la compresión a partir de algunos presets que tiene la aplicación. Al finalizar, haz click en el botón “Compress Video” para iniciar el procesamiento.

De esta forma, podrás obtener tu video preparado para subir a cualquier sitio web sin afectar sus tiempos de carga.

Para probarlo, sigue este enlace.

Escribir un comentario