Papel con un dibujo de un bombillo y signos de interrogación, lápiz y borrador y un globo de la Tierra como referencia a la ambigüedad en el pronóstico.

La indiferencia e inacción ante la emergencia climática que enfrenta nuestro planeta poco a poco deja al descubierto los horribles detalles del futuro que se avecina. Un nuevo artículo en la revista Frontiers in Conservation Science advierte que el pronóstico de la vida como la conocemos en la Tierra es en realidad sombrío; puede que incluso mucho más de lo que se pensaba anteriormente.

Los investigadores son conscientes de que su pronóstico sobre la vida en la Tierra es “espantoso”, pero destacan la necesidad de ser realistas y sinceros con la gente. De otro modo, quizás las soluciones más contundentes quizás nunca lleguen a implementarse.

“Nuestro mensaje puede no ser popular, y de hecho es aterrador”, escriben los autores en The Conversation. “Pero los científicos deben ser sinceros y precisos para que la humanidad comprenda la enormidad de los desafíos que enfrentamos”.

150 estudios revelan el daño que hemos acumulado a lo largo de la historia de la humanidad

Los investigadores revisaron más de 150 estudios que abordaban diferentes aspectos del empeoramiento del estado del mundo actual: medio ambiente, cambio climático, biodiversidad, economía y política, entre otros.

De este modo, pudieron examinar, no de manera individual, sino más bien sistemática el impacto que los diferentes agentes nocivos que afectan al planeta actualmente, incluyendo a la humanidad.

Tierra y océanos deteriorados

Descubrieron que los humanos han alterado cerca de dos tercios de la superficie terrestre, y ante la ausencia de cambios, el pronóstico de la vida vegetal es desalentador. Hablamos de una reducción a la mitad de la biomasa suscitada desde la revolución agrícola que iniciamos hace unos 11,000 años.

En apenas 300 años perdimos el 85 por ciento del área mundial de humedales. Además, más del 65 por ciento de los océanos se ha visto afectado de alguna forma por la vida poco sostenible de los humanos.

Extinción de la vida animal

La vida animal también se ha visto gravemente afectada en los últimos años, y los científicos no tienen dudas de que habrá más extinciones en el futuro. Según sus hallazgos, en los últimos 500 años ha habido alrededor de 1,300 extinciones de especies documentadas, y en los últimos 50 años, el tamaño de la población de animales se ha reducido en más de dos tercios.

La masa de mamíferos salvajes que viven en la Tierra actualmente es menor a una cuarta parte de la masa que había antes de que los humanas empezaran a ganar territorio. Y como han sugerido varios estudios que hemos reseñado en TekCrispy, los insectos también están desapareciendo rápidamente.

La cobertura de coral vivo en los arrecifes se ha reducido a la mitad en menos de 200 años, de la mano con el declive en la extensión de pastos marinos en un 10 por ciento por década durante el último siglo, algo que mencionamos en un artículo reciente.

Además, alrededor del 40 por ciento de los bosques de algas marinas se han vuelto menos abundantes, y los grandes peces depredadores son menos numeroso que hace un siglo.

“La escala de las amenazas a la biosfera y todas sus formas de vida, incluida la humanidad, es de hecho tan grande que es difícil de comprender incluso para los expertos bien informados”, dijeron los investigadores en su artículo. “La corriente principal está teniendo dificultades para comprender la magnitud de esta pérdida, a pesar de la constante erosión del tejido de la civilización humana”.

Un pronóstico “espantoso” para la vida en la Tierra si no se toman acciones cuanto antes

Tras enumerar el estado de empeoramiento registrado hasta la actualidad, los autores advierten que nos enfrentaremos a un “futuro espantoso de extinción masiva, deterioro de la salud y trastornos climáticos (incluidas las migraciones masivas que se avecinan) y conflictos de recursos”.

Para muchos sonará como algo sacado de una película de ficción estadounidense, pero si algo ha arrojado respuestas certeras a lo largo de la historia es la ciencia. El problema es que los gobiernos y, en definitiva, quienes concentran el poder, hacen caso omiso de las recomendaciones sustentadas en ella y dan mayor prioridad a otras cosas.

Ahora este estudio se suma a la creciente evidencia de que hoy más que nunca es tiempo de intentar revertir el daño que hemos hecho. En un estudio reciente, los investigadores revelaron que quizás ya sea muy tarde para revertir la avalancha de consecuencias que traerá el cambio climático. Sin embargo, dar un giro drástico a la situación desde ahora puede mitigar o retrasar dichos efectos.

Referencia:

Underestimating the Challenges of Avoiding a Ghastly Future. https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fcosc.2020.615419/full