Al menos dos gorilas han dado positivo para COVID-19 en San Diego Zoo Safari Park, un zoológico de California. Sin embargo, al convivir de forma tan cercana, es probable que sus compañeros de manada también se hayan contagiado la enfermedad.

Los funcionarios del zoológico informaron ayer que los gorilas confirmados empezaron a toser el miércoles pasado, lo cual llevó a los veterinarios a examinarlos. Así encontraron en sus muestras fecales el ARN del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la infección. Una semana después, otros individuos han empezado a mostrar síntomas leves, como tos y congestión.

Vitaminas, líquidos y alimentos, pero no medicamentos

Los veterinarios y expertos en el área están haciendo seguimiento de los gorilas, y hasta ahora, el apoyo que pueden brindarles está constituido por vitaminas, alimentos y líquidos. La COVID-19 aún no tiene un tratamiento formal en humanos, y mucho menos para animales, y tampoco hay vacunas aprobadas para estos últimos.

Hasta el momento, el panorama respecto a su recuperación parece alentador, pues los gorilas solo han desarrollado un par de síntomas. Los informes de los funcionarios sugieren que, a pesar de ello, están bien.

“Aparte de algo de congestión y tos, los gorilas están bien”, escribió Lisa Peterson, directora ejecutiva del San Diego Zoo Safari Park, en un comunicado de prensa. “La tropa permanece en cuarentena junta y está comiendo y bebiendo. Tenemos la esperanza de una recuperación completa”.

Brote de COVID-19 en gorilas originado de un caso humano asintomático

Aunque aún no está claro cómo se contagiaron los simios, los funcionarios del zoológico californiano creen que el coronavirus entró a través de un caso asintomático entre los miembros del equipo.

Por esta razón, han continuado con las recomendaciones básicas de uso de mascarilla, higiene de manos y demás medidas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Salud Pública del Condado de San Diego. Además, el zoológico está cerrado desde inicios de diciembre de 2020 como parte de su estrategia de supresión.

Contagios demuestran que los gorilas son susceptibles al SARS-CoV-2

La ciencia ya había determinado que los simios son vulnerables a virus respiratorios que suelen afectar también a los humanos; estos constituyen la principal causa de muerte en diferentes comunidades de chimpancés. De hecho, los datos recolectados hasta ahora sugieren que 20 por ciento de las muertes súbitas en gorilas de montaña en África se deben precisamente a este tipo de infecciones.

Por lo que la noticia de gorilas con COVID-19 en Occidente solo confirma lo que los investigadores ya temían: pueden contagiarse con SARS-CoV-2. Se cree que su vulnerabilidad se debe a que la forma del receptor de la enzima convertidora de angiotensina 2 (receptor ACE-2) en los gorilas es idéntica a la de los humanos. Y como bien hemos explicado a lo largo de la pandemia, el coronavirus se vale de este para ingresar a las células e iniciar el proceso de infección.

Los gorilas están en peligro de extinción, por lo que protegerlos de COVID-19 es una prioridad

De modo que esta noticia en California valida las medidas de protección que se han tomado alrededor del mundo para proteger tanto a los gorilas salvajes como a los que se encuentran en cautiverio.

Tony Goldberg, un ecologista de enfermedades de la Universidad de Wisconsin, Madison, dice que “el hecho de que los gorilas sean susceptibles al SARS-CoV-2 no debería sorprendernos”.

Cabe destacar que se trata de una especie en peligro de extinción. De hecho, cuando el coronavirus empezó a extenderse por todo el mundo, los investigadores tomaron medidas para protegerlos en Estados Unidos, África y Asia. Esto a través de acordonamientos de selvas y reservas forestales, y medidas de reducción de contacto de los aldeanos con los simios para prevenir el contagio.

“Afortunadamente, los gorilas en los zoológicos tienen una excelente atención médica y la mayoría probablemente saldrá adelante gracias a los esfuerzos de veterinarios dedicados. Sin embargo, ese no es el caso de los gorilas en la naturaleza “.

Sin embargo, los bloqueos por la pandemia son insostenibles a lo largo del tiempo. A pesar de que el distanciamiento social sigue siendo la medida preventiva más efectiva, algunos refugios y zoológicos han reanudado sus actividades.

Referencia:

Captive gorillas test positive for coronavirus. https://www.sciencemag.org/news/2021/01/captive-gorillas-test-positive-coronavirus

Escribir un comentario