automóvil de Sony, el Vision-S
Vía Sony

Para estas fechas, hace aproximadamente un año, Sony nos presentaba su concept car, el Vision-S. Ahora, en la CES 2021, la empresa ha anunciado que ha comenzado a probar su automóvil. Incluso que lo está probando desde hace un mes y hasta lo llevó en un viaje a Austria.

La empresa muestra un video donde exhibe su auto. En este se observa un automóvil bastante elegante y muy moderno. El carro incluye sensores visibles tanto en el parachoques delantero como trasero.

Aunado a ello, el Vision-S incorpora cámaras traseras en lugar de espejos laterales. Un componente que permite al conductor tener una vista más clara y detallada de las áreas situadas detrás y a los lados del vehículo.

Sony y su Vision-S prometen una experiencia de audio inmersiva

Hasta ahora, es poco lo que se conoce sobre este auto. Sin embargo, Sony ha indicado que su auto incluye 40 sensores, entre los que destacaban cuatro sensores LiDAR, dieciocho ToF y dieciocho radares. Así como un diseño de software que promete una “experiencia de audio profunda e inmersiva” a través de altavoces colocados en cada asiento.

Parte interior del Vision-S
Parte interior del Vision-S

Aunado a ello, el Vision-S viene con dos motores (más de 560 hp) que permitirán empujar el automóvil a 60 mph en menos de 5 segundos. Tiene una una longitud de 4.895 metros, altura de 1.45 metros y un ancho de 1.90 metros. De este auto se desconoce el costo así como los detalles de la batería que usará.

Lo que si queda claro, es que Sony ha avanzado muchísimo en el desarrollo de su automóvil eléctrico. En un año pasó de un concepto a un prototipo que ya lleva un mes rodando por las calles.

Parte posterior del Vision-S
Parte posterior del Vision-S

No se sabe con exactitud cuando Sony terminará de finiquitar los detalles del prototipo del automóvil y mucho menos cuando lo sacará mercado. Sin embargo, unos de los socios del proyecto indico que tienen la “sensación de que todas las partes involucradas quieren llevar este vehículo a las calles lo antes posible”.

Ahora bien, la gran incógnita que nos queda es, ¿cuánto tiempo le llevará producirlo en masa?