Representación de un chip Exynos de Samsung.

Uno de los anuncios más esperados de Samsung finalmente se ha hecho oficial con la presentación de su procesador Exynos 2100. Este se trata del segundo en la gama en trabajar con tecnología de 5 nanómetros y, según comenta la empresa, ha sido creado para superar notoriamente a su predecesor, el Exynos 1080.

Para destacarlo desde el principio, el Exynos 2100 de Samsung viene con la capacidad de captar y trabajar con las redes 5G. Un detalle que, tan solo para el año pasado, no fue posible para el 1080.

Sin embargo, esta está lejos de ser la única característica diferenciadora del chip. Pero, para poder conocerlas todas, primero es importante detallar qué elementos componen el chip y dan poder a todos sus procesos.

¿Qué ofrece el nuevo Exynos 2100 de Samsung?

Procesador Exynos 2100 de Samsung con conexión 5G.
Crédito: Samsung.

Para comenzar a hablar del Samsung Exynos 2100 uno de los primeros puntos a destacar es su sistema CPU de ocho núcleos (octa-core), tres Cortex-A78 de alto desenpeño y cinco Cortex-A55 para la optimización de energía. Todos estos se soportan en la base Arm Cortex-X1 de hasta 2.9GHz.

Por su parte, la GPU no se queda atrás con su núcleo Arm Mali-G78 capaz de trabajar con APIs como OpenCL y Vulkan. Como si lo anterior no fuera suficiente, el también cuenta con tecnología AMIGO (advanced multi-IP governor) para el procesamiento de gráficos.

Asimismo, la recién añadida NPU, cuenta con tres núcleos (tri-core) diseñados para mejorar la eficiencia general y aumentar la velocidad de procesamiento del chip. Finalmente, no podemos olvidar el nuevo módem 5G integrado al procesador.

Junto a este, nos topamos con el procesador de señal avanzado (ISP, según las siglas en inglés). Este es capaz de soportar una cámara una cámara de hasta 200 MP y seis sensores, más la capacidad de grabar videos en 4K UHD 120fps y de reproducirlos hasta en 8K 60fps.

¿Cuáles son los beneficios del procesador Samsung Exynos 2100?

Ya teniendo claros los puntos anteriores no es raro que el Exynos 2100 presente un 20% menos de consumo energético y un desempeño 10% más alto que el Exynos 1080 de Samsung. Como si esto no fuera suficiente, el uso de la memoria caché y la organización de procesos también se vieron optimizados.

Los ocho núcleos permiten que el Exynos 2100 se potencie un 30% más. Asimismo, la GPU también vio un aumento notorio de un 40% en cuanto a calidad y representación de los gráficos. En general, todo esto colabora para que el equipo cualquier equipo que tenga el chip dure más tiempo por carga –incluso con uso sostenido–.

Asimismo, la nueva NPU ya potencia el chip para que pueda desarrollar más de 26 billones de operaciones por segundo. Con esto, ya el Exynos 2100 demuestra que dobla en capacidades a su predecesor inmediato.

¿Qué más sabemos del chip y sus redes 5G?

Con el módem 5G, el Samsung Exynos puede reconocer y utilizar señales desde la más baja hasta la más alta gama. Por ejemplo, el chipo podrá funcionar tanto con los más antiguos como 2G GSM/CDMA, 3G WCDMA, hasta con la más nueva 4G LTE y la recién instaurada 5G.

Según parece, el procesador Exynos 2100 ya se encuentra en la etapa de producción masiva. Por lo que es muy probable que lo veamos hacer su debut oficial en el mercado junto a la gama de teléfonos insignia de la compañía: los esperados Samsung Galaxy S21.