Recientemente, Parler, red social conservadora, presentó una demanda en contra de Amazon por negarle acceso a la nube de AWS. La empresa alega que la medida del gigante tecnológico viola la ley antimonopolio y el acuerdo contractual.

La demanda impuesta en el Tribunal de Distrito Estados Unidos en Seattle abarca un total de 18 páginas. Documento donde Parler se queja de la medida de AWS. Además, señala la acción como un acto político en su contra. Inclusive, que la suspensión del servicio es una acción para favorecer a Twitter.

Aunado a ello, la plataforma social exige una indemnización monetaria, y que la corte obligue a Amazon a “abstenerse de suspender, rescindir o dejar de brindar cualquier servicio”.

“Peor que el momento es el resultado: Parler ha intentado encontrar compañías alternativas para alojarlo y no lo han logrado. No tiene otras opciones. Sin AWS, Parler está terminado porque no tiene forma de conectarse. Y una demora de otorgar esta TRO incluso por un día también podría sonar la sentencia de muerte de Parler mientras el presidente Trump y otros avanzan hacia otras plataformas” se lee en la demanda.

Pero, ¿por qué Amazon niega el acceso a Parler?

El gigante de retail sustenta que la aplicación promueve discursos de odio en la comunidad 2.0.  Incluso, que se usó para suscitar disturbios “la semana pasada en el Capitolio de Estados Unidos”. Amazon agrega que la red social “no tiene un proceso efectivo para cumplir con los términos de servicio de AWS”.

Otras empresas, como Google y Apple, también han prohibido el uso de Parler. Al igual que AWS, las empresas indican que la red viola “los términos y la falta de moderación del contenido”.

Es claro que el camino de Parler está lleno de trabas. Las principales empresas de tecnologías le niegan el acceso a los servicios de la nube. De perder la demanda, ¿fallecerá o encontrará alguna manera de subsistir?

Escribir un comentario