El grupo asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comentado este martes que la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech se puede retrasar. Según sus comentarios, si se producen “circunstancias excepcionales” los países podrán aplazar la segunda colocación de las vacunas.

¿Por qué se ha tomado esta decisión?

Para responder a esta pregunta, Alejandro Cravioto, el presidente de El Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización, conocido como SAGE por sus siglas en inglés, comentó:

“El SAGE hizo una disposición para que los países en circunstancias excepcionales de limitaciones de suministro de vacunas y entornos epidemiológicos retrasen la administración de la segunda dosis durante unas semanas para maximizar el número de personas que se benefician de una primera dosis”.

Sus palabras durante la conferencia de prensa buscaron dar un sentido a una decisión que, inicialmente, podría parecernos altamente arriesgada. Sin embargo, como sabemos, la primera dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech ya ofrece una protección de al menos el 50%, por lo que retrasar unas seis semanas la recepción de la segunda no debería ser un riesgo tan algo.

La OMS busca proteger a la mayor cantidad de posible de la población

En circunstancias normales, la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech se debe administrar unos 21 o 28 días después de la primera. Debido a esto, por ejemplo, si un cargamento trae 10 mil dosis, estas servirán para vacunar a 5 mil personas durante un mes.

Ahora, si esto se hace de este modo, 5 mil personas serán casi totalmente inmunes al COVID-19. Por otro lado, si se retrasa la entrega de la segunda dosis, 10 mil individuos serán al menos un 50% inmunes a la enfermedad.

Según parece, el ofrecer al mayor número de personas algún tipo de protección se presenta como una opción más segura que dar la totalidad de esta a solo unos pequeños grupos. Esto para poder combatir de la mejor manera los crecientes contagios en algunos países.

Sobre la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y las “circunstancias excepcionales”

No obstante, a pesar de que esta es la lógica detrás de la decisión, la SAGE no especificó qué haría que un país se viera en “circunstancias extraordinarias”. Por esto, deberemos estar atentos a futuras comunicaciones para conocer más detalles sobre este tópico.

Escribir un comentario