Recientemente se conoció que Apple ha registrado patentes que convierten una MacBook en un cargador inalámbrico para iPhone, iPads y Apple Watch. ¿Interesante?

La propuesta de Apple se basa en incluir una serie de bobinas de carga inversa- transferencia de energía entre dos objetos a través de inducción electromagnética- en diferentes partes del equipo portátil. Esto con la finalidad de cargar de forma inalámbrica dispositivos Apple y evitar el uso de cables.

El chip M1 de Apple puede hacer de este cargador inalámbrico una realidad

La empresa de Cupertino usa una tecnología similar en los iPhone 12 y los cargadores MagSafe. Ahora, con los avances que ha logrado con su procesador de silicio, el M1, una carga inductiva entre los nuevos ordenadores Mac y un iPhone, por ejemplo, comienza a parecer un escenario posible en el futuro.

Como ya habíamos comentado, las patentes de Apple incluyen una serie de bobinas de carga inductiva ubicadas en puntos estratégicos de las MacBook. En la siguiente imagen podemos apreciar como la compañía acomoda varios de sus dispositivos en el equipo portátil.

Patente de Apple
Patente de Apple

En la parte interna de la MacBook se observan bobinas de carga colocadas justo al lado del TouchPad. Espacios que podrías utilizar en caso de no estar usando la portátil, pues, esto haría un poco engorroso su uso.

De igual manera, Apple plantea dispositivos de carga ubicados en la cubierta del equipo. Unos en los extremos del equipo y otro diseño que indica un sistema de carga en pila: MacBook, iPad, iPhone y Apple Watch.

“Si bien a Apple se le otorgó su primera patente para esto a fines de 2016, el último par de patentes de Apple con respecto a la carga inductiva ha agregado un total de 40 nuevas solicitudes de patente que respaldan esta invención”, agrega Patently Apple.

Apple debe idear una solución para sus MacBook de aluminio

Aunque la patente se ve novedosa y bastante prometedora, la realidad es que las MacBook están fabricadas en aluminio. Un metal que impide el paso de carga inalámbrica.

Entonces, ¿cómo pretende Apple resolver este inconveniente? No lo sabemos, sin embargo, otras compañías han tenido problemas similares y han solucionado. Por ejemplo, Google perforó el aluminio del Pixel 5 y usó bioresina, un plástico ultradelgado, en ese espacio para facilitar el paso de las ondas.

De llevar a cabo esta idea, la empresa de la manzana facilitaría a sus usuarios el traslado y carga de dispositivos. Puesto que convertiría una MacBook en un cargador inalámbrico y no haría falta llevar tantos accesorios en un viaje, por ejemplo.

Escribir un comentario