Para muchos, la mejor forma de empezar el día es tomando una taza de café, y con ello, una dosis de cafeína. Teniendo en cuenta la popularidad de esta bebida de exquisito aroma, resulta sorprendente cuánta confusión reina en torno a si la cafeína es buena o mala para a salud.

Los efectos de la cafeína, un compuesto químico estimulante de tipo alcaloide, no pasan desapercibidos. De hecho, el café, o al menos la cafeína que contiene, es la droga psicoactiva más utilizada en el mundo.

Con moderación, la cafeína puede ser beneficiosa

El consumo moderado de cafeína (tres tazas de café al día) permite aprovechar sus beneficios. La cafeína tiene efectos revitalizantes y estimulantes en el cuerpo, permitiéndole actuar positivamente en varios aspectos.

Varios estudios han demostrado que la cafeína ayuda a preservar el cerebro y, en particular, a mejorar la capacidades cognitivas. Incluso, su consumo habitual es considerado un medio de prevención para limitar o retrasar los riesgos de aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Dependiendo del estado físico de la persona y de la cantidad consumida al día, la cafeína puede ser mala y generar efectos negativos para la salud.

Beber una taza de café en las mañanas, por ejemplo, ayuda a mejorar la concentración, aumentar la inteligencia (sin que ello implique que beber litros de esta bebida te hará más inteligente) y permite desarrollar ciertas capacidades. De hecho, observamos un mejor tiempo de reacción, una mejor vigilancia, una atención más alerta y un razonamiento más eficaz.

Los efectos del café también se pueden ver en el rendimiento físico. Cuando un deportista tiene que realizar un evento, se le aconseja tomar una taza de café. Esto ayuda a aumentar los ácidos grasos en el torrente sanguíneo y facilita que los músculos quemen grasa para funcionar mejor.

El café disminuye los riesgos de un gran número de enfermedades: cáncer de próstata, garganta, piel, hígado, así como leucemia, enfermedad de Parkinson y diabetes tipo 2. Cabe recordar que estos resultados provienen de sujetos sanos. En los fumadores, por ejemplo, los efectos son menores.

En exceso, la cafeína puede ser mala para la salud

Por supuesto, no siempre la cafeína es buena para la salud. De hecho, dependiendo del estado físico de la persona o de la cantidad consumida al día, se pueden encontrar ciertos efectos negativos.

Una cantidad moderada de cafeína, un máximo de 400 mg por día (el equivalente a 3 tazas de café), rara vez tiene efectos nocivos en adultos sanos. No obstante, el consumo regular de 6 a 8 tazas de café, o cuando la ingesta diaria de cafeína de todas las fuentes excede los 600 mg, te expone a trastornos del sueño, puedes experimentar ansiedad e inquietud.

La cafeína tiene efectos revitalizantes y estimulantes en el cuerpo, permitiéndole actuar positivamente en varios aspectos.

En dosis más altas, la cafeína puede causar inquietud extrema y temblores, así como latidos cardíacos más rápidos e irregulares. Consumir más de 5.000 mg, el equivalente a aproximadamente 40 tazas de café, durante un período corto de tiempo puede ser fatal.

El consumo excesivo de cafeína se asocia a un mayor riesgo de padecer conjuntivitis, rinitis, asma y dermatitis atópica, aumenta los niveles de colesterol, promueve la hipertensión e incrementa los riesgos de enfermedad coronaria, abortos espontáneos y nacimientos de mortinatos.

Según algunos estudios, cuanto mayor sea el consumo de cafeína, mayor es el riesgo de cáncer de vejiga, colon y recto, pero la evidencia en este sentido es contradictoria y no permite obtener una conclusión clara al respecto.

En última instancia, los efectos negativos de la cafeína en la salud se pueden controlar con un consumo razonable y controlado. La cafeína puede ser buena o mala para la salud y sus propiedades son de interés médico, pero como todas las sustancias, es mejor no abusar de ella y limitar su consumo.

Referencias:

Coffee consumption and health: umbrella review of meta-analyses of multiple health outcomes. The BMJ, 2017. https://dx.doi.org/10.1136/bmj.j5024

The Impact of Caffeine and Coffee on Human Health. Nutrients, 2019. https://dx.doi.org/10.3390/nu11020416

Escribir un comentario