A estas alturas, muchos de nosotros sentimos que el año que está por culminar fue un periodo cargado de planes cancelados y esperanzas frustradas, por lo que es previsible plantearnos dejar atrás todo lo malo y empezar el Año Nuevo de cero.

Los hitos temporales, particularmente el inicio de un nuevo año, son fechas que contrastan marcadamente con la corriente aparentemente interminable de sucesos triviales y ordinarios, y estimulan la iniciación de metas y nuevos comienzos.

Empezar el Año Nuevo de cero

La razón por la que la idea de un “reset” de vida es tan atractiva es porque se ofrece como un “gran botón rojo” que puede hacer desaparecer todas las cosas terribles que ocurrieron del año anterior.

El problema con el concepto de “año nuevo, comenzar de cero” es que no reconoce y deja de lado todo lo bueno de lo que ya eres como persona.

No son pocas las personas que anhelan tener una segunda oportunidad para mejorar la calidad de sus vidas, y al ofrecer una “pizarra en blanco”, el Año Nuevo brinda una oportunidad para hacer un reinicio y hacer las cosas bien, un pensamiento que sustenta la idea de empezar el Año Nuevo de cero.

Muchos piensan que el Año Nuevo es la mejor oportunidad para hacer un “reset” de su vida, pero la verdad es que no hay reinicios para nuestra existencia, no existen “máquinas mágicas” que puedan borrar esos acontecimientos y malos recuerdos que quisiéramos desaparecer.

Procurar la dirección correcta

El problema con el concepto de “Año Nuevo, comenzar de cero” es que no reconoce y deja de lado todo lo bueno de lo que ya eres como persona. En todo caso, lo que más podemos aspirar es plantearnos nuevas metas y esforzarnos en alcanzarlas.

El Año Nuevo es una gran oportunidad para que las personas se detengan y reflexionen sobre sus vidas y cómo se sienten consigo mismas. ¿Qué falta? ¿Cómo puedo llegar allí? ¿Qué obtendré cuando llegue? Estas son algunas preguntas que pueden ayudarte a encontrar respuestas y, en especial, a orientarte hacia la dirección correcta.

Muchas personas piensan que el año nuevo es la mejor oportunidad para hacer un “reset” de su vida.

Aprender la importancia de establecer metas y cumplirlas es una habilidad importante para cualquier persona, ya que brinda la oportunidad de obtener un sentido de dirección claro y satisfactorio, y con ello lograr lo que quiera en la vida.

Tenemos que aprender a disfrutar el camino de alcanzar nuestros objetivos y celebrar o incluso premiarnos si el objetivo final es alcanzado. Siendo así, solo nos queda desearte un feliz Año Nuevo y buena suerte en el reajuste de la brújula de tu vida personal.

Referencia: Put Your Imperfections behind You: Temporal Landmarks Spur Goal Initiation When They Signal New Beginnings. Psycological Science, 2015. https://doi.org/10.1177/0956797615605818

Escribir un comentario