Mujer y hombre sosteniendo paleta con la imagen de un corazón frente a sus rostros.

Conocer al amor de su vida a través de apps de citas no es exactamente la idea de romance de muchos. Sin embargo, a medida que el uso de estas se normaliza, son cada vez más las personas que se acostumbran a esta idea.

Dejando de lado los temas de seguridad en el uso de estas aplicaciones, es claro que poco a poco se están convirtiendo en la opción de muchos a la hora de buscar un compañero sentimental. Sin embargo, ha habido muchas quejas y acusaciones alrededor de estos métodos.

En general, se ha dicho que las aplicaciones de citas favorecen las apariencias sobre las conexiones reales y que suelen ser el hogar de solo encuentros casuales en lugar de relaciones a largo plazo. Pero, a pesar de esta fama, la verdad es que aún no se ha conseguido evidencia científica que sustente esta postura.

Por otro lado, un recién publicado estudio suizo, que se dio a conocer en la revista PLOS ONE, podría haber llegado para abogar en nombre de las apps para citas. Según sus resultados, estas incluso podrían estar favoreciendo el romance y las relaciones estables entre quienes se conocían en sus plataformas.

Adiós a los sitios de citas tradicionales

La investigación llevada a cabo en Suiza se enfocó en este tema debido al creciente uso de estas aplicaciones entre la población de la zona. En general, las páginas web de citas ya eran bastante aceptadas, pero mayormente entre las personas mayores de 40 años o que habían pasado por un divorcio.

En general, los cuestionarios altamente detallados y las los tests psicológicos de este tipo de plataformas se sentían como demasiado esfuerzo para la mayoría de la población. Esto mientras que, por su parte, las aplicaciones de citas permitían a los usuarios activar sus perfiles con sus datos principales y una fotografía –un proceso mucho más rápido y sencillo–.

En consecuencia, el uso de estas alternativas se ha hecho cada vez más común mientras que las páginas web y las salidas tradicionales van quedando en segundo plano. Ha sido justamente esta “facilidad” la que ha hecho que muchos consideren que las parejas formadas en estas plataformas solo eran encuentros fugaces basados mayormente en la apariencia.

¿Las apps de citas promueven el romance y las parejas estables?

Dentro de la nota de prensa en la que la Universidad de Ginebra (UNIGE) dio a conocer la existencia de este estudio, se reveló que se tuvo como muestra a un total de 3.235 personas mayores de 18 años. Todas estas contestaron una encuesta durante el 2018 y, para el momento, estaban dentro de una relación de pareja estable con alguien que habían conocido dentro de la última década.

Las respuestas dadas por los participantes mostraron que el romance no estaba muerto entre aquellos que utilizaban apps de citas. De hecho, según menciona el comunicado, las parejas que se conocieron a través de una aplicación tenían en promedio una mayor intención de cohabitación que aquellas que cuyos primeros encuentros fueron en persona.

Igualmente, entre las mujeres del estudio, aquellas que tenían parejas encontradas en la web se mostraron más dispuestas a formar una familia. En realidad, incluso manifestaron deseos claros de tener hijos con su pareja en el futuro cercano.

Las parejas hechas a través de apps de citas son igual de felices que las tradicionales

Como otro punto a tomar en cuenta, los investigadores buscaron medir la satisfacción de las parejas formadas de forma “tradicional” en comparación con las que se conocieron a través de aplicaciones de citas. Al final, ambos grupos reportaron niveles similares de felicidad sobre su relación con su compañero sentimental. En pocas palabras, sin importar cómo se formaran las parejas en un inicio, todos los tipos reportaban un nivel similar de felicidad.

¿Cuál es la magia detrás de las aplicaciones de citas?

Según los investigadores el secreto detrás del éxito del romance a través de las apps de citas está en la accesibilidad y variedad que ofrecen. Por lo general, con los métodos tradicionales se limita la cantidad de parejas potenciales que una persona puede conocer.

Asimismo, con los portales especializados para citas los procesos se vuelven largos y engorrosos, lo que termina desmotivando a muchos posibles candidatos. En consecuencia las plataformas terminan también con una cantidad mucho más limitada de posibles parejas.

Del otro lado de la moneda, las aplicaciones de citas ofrecen accesibilidad, permitiendo que haya un mayor número de candidatos disponibles. A su vez, dichos candidatos se han hacen tanto geográfica, como social y económicamente más variados. Lo que favorece en muchos casos la formación de parejas más heterogéneas en todas estas áreas.

Es claro que aplicaciones como Tinder o Grindr tienen una fama que no se ha construido únicamente en base a quejas o rumores. Sin embargo, cabe destacar que, incluso dentro de todos los “encuentros casuales” estas apps de citas sí han ayudado a que aflore el romance entre sus usuarios.

Con la pandemia, ahora más que nunca el uso de este tipo de plataformas se ha vuelto más popular. Por esto, los investigadores consideran vital que reconozcamos entonces a las apps de citas como una nueve fuente posible de conexiones emocionales verdaderas.