Doctora mirando al frente con expresión de sorpresa y las manos en la cara.
Vía Freepik.

Sin duda alguna el 2020 ha sido un año lleno de momentos tan extraños como sorprendentes, y los casos médicos entonces no serían la excepción. Estos meses han estado llenos de particulares reportes de salud, pero no todos han ido alrededor del coronavirus.

Para poder dedicar un momento a recordarlos, hemos realizado esta recopilación con algunos de los reportes médicos más peculiares de los que hemos sabido durante este año.

Piedra calcificada

Fotografía de la piedra calcificada.
Crédito: BMJ Case Reports, 2020.

Uno de los primeros casos que debemos mencionar se dio durante enero de este año y fue reportado por la revista BMJ Case Reports. Este incluyó la historia de una mujer que fue a emergencias por fuertes dolores abdominales y que terminó presentando un cálculo calcificado de más de 4 cm de largo.

Según parece, la piedra –que causaba también vómitos en la paciente– se había estado desarrollando dentro de ella durante toda su vida. Esto debido a que, cuando era apenas una bebé debieron someterla a una cirugía por una obstrucción intestinal. Desafortunadamente, el médico en turno dejó un trozo de intestino inactivo. Como consecuencia, este acumuló sustancias y terminó colaborando con la formación del cálculo.

¿Orín fermentado?

Vaso con un poco de alcohol junto a botella con el mismo contenido.
Vía Pixabay.

El siguiente caso médico que se ubica entre los más extraños del 2020 se reportó el 24 de febrero en la revista Annals of Internal Medicine. Este reflejaba la historia de una mujer de 61 años cuyo orín tenía altos niveles de alcohol, incluso cuando ella no había ingerido nada parecido.

Hasta el momento en el que ocurrió el evento, este fenómeno no tenía nombre. Sin embargo, por acercarse al “síndrome de auto-cervecería”, que ocurre cuando los microbios del intestino descomponen los carbohidratos para general alcohol, los doctores han propuesto que a este se le conozca como “síndrome urinario de autocervecería” o “síndrome de fermentación de la vejiga”.

¿Trío de riñones?

Radiografía que muestra un torso con tres hígados.
Crédito: The New England Journal of Medicine, 2020.

Otro de los casos médicos más raros del 2020 sin duda se dio en Brasil durante el mes de mayo. Este se reportó en The New England Journal of Medicine y reflejó la historia de un hombre que tenía no dos, sino tres riñones en su organismo.

Según parece, el hombre sentía constantes dolores de espalda y los exámenes posteriores indicaron que tenía un disco de la columna desplazado. Todo fue normal hasta que se descubrió que el culpable de dicho desplazamiento era el tercer riñón que se encontraba casi fusionado al segundo en el lado izquierdo de la pelvis.

A pesar de lo extraño del caso, al menos este no se trató de una primera vez para el mundo de la medicina. Ya por lo menos se han detectado poco menos de 100 ocasiones en las que se ha identificado la presencia de un tercer riñón. En este caso, el hombre no recibió cirugía ni atención médica adicional por esta particularidad. Solo recibió analgésicos orales para su dolor de espalda.

¿Corazón con alfileres?

Ilustración realista de un corazón humano.
Crédito: Patrick Lynch.

El siguiente caso particular se dio a conocer el 29 de julio de este año y tuvo como protagonista a un joven de 17 años que debió visitar la sala de emergencias. Allí una tomografía reveló un objeto “extraño metálico lineal” que se encontraba perforando su corazón.

Según el informe presentado en The Journal of Emergency Medicine, el misterioso objeto era un de costura de 3,5 centímetros que el adolescente se había tragado. En entrevistas posteriores este revelaría no haber estado consciente de haber ingerido la aguja en ningún momento –y que probablemente había pasado en un momento de descuido mientras adaptaba su ropa–.

Para poder solucionar la situación fue necesaria una cirugía a corazón abierto. Afortunadamente, el protagonista de uno de los casos médicos más raros del 2020 se ha recuperado bien después del incidente.

Muerte por consumo sostenido de regaliz

Regaliz roja colocada en una bolsa.
Vía Wikimedia Commons.

Siguiendo por esta línea otro reporte que no podemos dejar de mencionar se relaciona con el fallecimiento de un hombre en Massachusetts que tuvo un problema cardiaco debido al alto consumo de regaliz negro. Se sabe que este, en grandes cantidades, tiene un componente que puede ser tóxico para el organismo y, la lamentable situación, nos mostró lo que pasa cuando no tenemos cuidado con nuestra ingesta de este.

Según el reporte de The New England Journal of Medicine, el hombre de 54 años tenía naturalmente una mala dieta. Sin embargo, en los últimos días estuvo consumiendo al menos una bolsa de regaliz negro de forma diaria.

La situación fue tal que la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos tuvo que advertir al mundo de los peligros del consumo excesivo del regaliz negro. Todo debido a la glicirricina, la culpable del descenso en los niveles de potasio del cuerpo y las posteriores fallas de ritmo cardiaco y presión arterial. Con esto en mente, fácilmente podemos ver por qué este fue otro de los casos médicos más extraños del 2020.

¿Alergia al frío?

Mujer de perfil en entorno frío mirando a la distancia.
Vía Wikimedia Commons.

Cuando vamos a hablar de eventos casi increíbles, la alergia al frío es una de las que más podría pasar por nuestra mente. Esta se encuentra entre los casos médicos más raros del 2020 ya que incluye la historia de uh hombre que tuvo un shock anafiláctico luego de salir de su propia ducha.

El informe del 27 de octubre publicado en The Journal of Emergency Medicine revela que la alta temperatura del agua de la ducha y la baja del exterior causaron el choque que hizo que el hombre de 34 años se desplomara en el piso. Aunque poco común, esta condición ya se había visto antes y, luego de tratar la reacción alérgica, los doctores dieron más consejos al hombre para que se cuidara del frío y sus consecuencias.

Un coronavirus mucho más longevo de lo esperado

Representación del coronavirus SARS-CoV-2.
Vía Pixabay.

Otro de los casos médicos más raros –y también preocupantes– del 2020 tuvo que ver con la enfermedad pandémica del momento: el COVID-19. Según reportó la revista Cell, la mujer de 71 con leucemia tuvo en su organismo partículas activas del SARS-CoV-2 durante 70 días.

Por lo general, el ciclo del virus dura hasta dos semanas, por lo que la situación se convirtió en un tiempo récord para el recién llegado virus. Los detalles compartidos el 4 de noviembre apuntan a que el debilitado sistema inmune de la mujer pudo haber cooperado para que su organismo albergara por más tiempo al SARS-CoV-2.

Al final, la mujer pudo eliminar de su cuerpo el virus. Pero, nuevamente, los doctores no tienen una idea clara de cómo su organismo finalmente lo logró.

Enfermedad pulmonar contraída en una piscina

Fotografía cenital de una piscina, parte de su borde y una persona recostada de este.
Crédito: Melissa Maples/Flickr.

Otro de los casos médicos más extraños del 2020 tiene incluso una rara denominación. El “síndrome de pulmón de la bañera de hidromasaje” a pesar de su particularmente específico nombre, no está relacionado directamente con estas tinas para baños calientes.

De hecho, lo que hace particular a esta afección respiratoria es cómo esta puede contagiarse a través del agua. Fue justo esto lo que descubrió una adolescente que terminó en emergencias debido a la enfermedad, según lo reportado por Respirology Case Reports.

Específicamente, la enfermedad causada por el género Mycobacterium –y específicamente por Mycobacterium avium– se transmite a través de pequeños aerosoles, pero también puede contagiarse por el agua. En este caso, la piscina de la casa de la adolescente estaba contaminada, por lo que tanto ella como varios de sus familiares terminaron sufriendo de problemas respiratorios.

¿El bazo errante?

Siguiendo la línea de casos médicos extraños que se han dado durante el 2020, la historia del bazo errante simplemente no podía faltar. Esta la compartió The New England Journal of Medicine el 19 de noviembre y narraba el viaje que el bazo realizó dentro del organismo de una mujer de Michigan. Para este caso particular, durante tan solo 48 horas, el bazo de la mujer llegó a desplazarse 30 cm dentro de su organismo.

Según parece, esta condición es poco común, pero igualmente conocida. Esta se da cuando los ligamentos del bazo de debilitan. Como consecuencia, ya no pueden mantenerlo en su lugar y este comienza a “viajar” por el organismo.

El orín que se tornó verde

Imagen de una bolsa con orina verde.
Crédito: The New England Journal of Medicine, 2020.

Para cerrar este recuento de casos médicos raros que se han visto en el 2020, no podíamos dejar de mencionar el orín verde. Esta situación se desencadeno en Chicago, junto a un hombre de 62 años.

En un principio, se lo hospitalizó porque se identificaron altos niveles de dióxido de carbono en su sangre. Según lo reportado por The New England Journal of Medicine el 2 de diciembre cinco días después de su hospitalización su orina –recolectada en un catéter– tenía unos tonos verdosos.

A pesar de que se sabe que varios factores pueden tornar la orina verde, en este caso todo se debió al propofol, uno de los medicamentos administrados al paciente. En estos casos, la coloración se trata de un elemento benigno y, efectivamente, desapareció una vez se suspendió el uso del medicamento. Por lo que, al menos esta vez, a pesar de lo extraño de la situación, no hubo nada de qué preocuparte.

¿Habías escuchado antes sobre alguno de estos particulares casos? ¿Cuál te ha sorprendido más? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Referencias:

Calcified stone in intestinal blind loop after 60 years of surgical treatment of complex jejunal atresia: an attempt to understand an enigma: http://dx.doi.org/10.1136/bcr-2019-231992

Urinary Auto-brewery Syndrome: A Case Report: https://doi.org/10.7326/L19-0661

Three Kidneys: DOI: 10.1056/NEJMicm1910376

Occult Ingested Foreign Body: An Unusual Cause of Perimyocarditis: https://doi.org/10.1016/j.jemermed.2020.06.036

Case 30-2020: A 54-Year-Old Man with Sudden Cardiac Arrest: DOI: 10.1056/NEJMcpc2002420

Cold Anaphylaxis: A Case Report: https://doi.org/10.1016/j.jemermed.2020.09.032

Case Study: Prolonged Infectious SARS-CoV-2 Shedding from an Asymptomatic Immunocompromised Individual with Cancer: https://doi.org/10.1016/j.cell.2020.10.049

Hot tub lung machine: https://doi.org/10.1002/rcr2.682

Wandering Spleen: DOI: 10.1056/NEJMicm2003627

Green Urine: DOI: 10.1056/NEJMicm2017137