Las noticias sobre el inicio de las vacunaciones con la alternativa Pfizer-BioNTech se dieron a conocer hace poco más de una semana. Desde entonces, reportes personas con una reacción alérgica a la vacuna de Pfizer y BioNTech se han dado tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos.

Como consecuencia de esto, se ha comenzado a ver con más cautela la opción de vacuna de las farmacéuticas estadounidense y alemana. De hecho, ya incluso las entidades reguladoras tanto de EE.UU. como del Reino Unido han comenzado a analizar nuevamente la seguridad de la vacuna. Por ahora, a pesar de los reportes, no parece que el riesgo que esta presenta sea mayor al beneficio que ofrece.

¿Tener una reacción alérgica el común al recibir la vacuna de Pfizer y BioNTech?

No. En estos momentos, las entidades reguladoras del Reino Unido ya han liberado un comunicado en el que se insta a las personas con historial de alergias a abstenerse de recibir la vacuna. Sin embargo, el resto de los ciudadanos mayores de 16 años deberían poden acceder a ella sin riesgos mayores.

Efectivamente, durante los ensayos que realizó Pfizer de su vacuna, se detectaron variados efectos secundarios, pero ninguno de ellos fue una reacción alérgica severa –como la que se ha presentado en los casos estadounidenses y británicos–.

Según parece, esto podría deberse a que Pfizer mantuvo fuera de su estudio a personas con historial de alergias a otras vacunas o a los compuestos de la suya. Ahora, por lo menos uno de los primeros casos de Inglaterra mostró tener antecedentes con una reacción anafiláctica a una vacuna de la rabia. Por ende, se está investigando la posibilidad de que este sea el origen de los pocos casos de reacciones alérgicas.

Pero… ¿qué hay detrás de estas reacciones alérgicas?

En estos momentos, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos se encuentran investigando el tema. Sin embargo, por ahora no hay más que conjeturas.

De entre los compuestos de las vacunas de Pfizer y Moderna (que tienen estructuras muy similares) el único que podría actuar como un posible alérgeno es el polietilenglicol (PEG). Por lo general, este se encuentra presente en laxantes y otros medicamentos para el estreñimiento.

Usualmente, el PEG no parece ser una fuente para que se origine una reacción alérgica como la que se ha manifestado en algunos receptores de la vacuna de Pfizer y BioNTech. Sin embargo, sí existen antecedentes de este elemento causando estas complicaciones en contadas ocasiones. Por lo que, por lo menos por ahora, la posibilidad de mantiene presente.

¿Son verdaderas reacciones alérgicas?

Otro punto que se ha manejado últimamente es si, en realidad, todos los casos de reacción alérgica a la vacuna de Pfizer que se han presentado son legítimos problemas de anafilaxia. Esto debido a que, en ocasiones, se dan casos de lo que se conoce como “síncope vasovagal”.

En resumen, se trata de una respuesta exagerada del organismo a una situación de ansiedad. Debido a esto, pueden comenzar a presentar una disminución en su frecuencia cardíaca y presión arterial. De hecho, incluso pueden llegar a desmayarse.

Se plantea la idea de que una situación estresante que genere ansiedad –como recibir una vacuna– pudo ser el origen de varias de estas “reacciones alérgicas”. Por lo que, el porcentaje de individuos con una verdadera reacción anafiláctica a las vacunas podría ser menor al que creemos.

¿Quiénes tienen riesgo de sufrir una reacción alérgica por la vacuna de Pfizer y BioNTech?

Como ya lo mencionamos, solo las personas con historial alérgico a las vacunas, medicamentos o ciertos tipos de alimentos parecen presentar una reacción alérgica fuerte ante la vacuna de Pfizer y BioNTech. Sin embargo, sí existen otros grupos que también deberían tomar sus precauciones antes de recibir la inyección.

Por ahora, la FDA y los CDC han recomendado de forma generalizada que, luego de la inyección, se mantenga bajo observación a los pacientes por 15 minutos. Asimismo, si alguno de estos tiene historial de alergias, la ventana de observación deberá ser de 30 minutos.

Escribir un comentario