La mayoría estará de acuerdo en que este ha sido un año fatal, principalmente por la pandemia de COVID-19 y todas las limitaciones que ha traído a nuestras vidas. Sin embargo, no fue suficiente para detener una amplia variedad de avances científicos dignos de aplausos y reconocimiento este 2020.

Aprovechando la ocasión, recopilaremos 10 de los más resaltantes suscitados hasta ahora. Porque sí, incluso en la segunda mitad del mes de diciembre siguen surgiendo hallazgos que nos recuerdan que la ciencia no descansa.

Desarrollo de la vacuna contra COVID-19

Frascos con vacunas contra COVID-19.

Aunque el fin de la pandemia de COVID-19 aún está bastante lejos, no podemos negar que esta, irónicamente, ha acelerado la investigación y desarrollo de terapias y medicamentos. Entre ellos, por supuesto, las vacunas.

Por lo general, las vacunas toman décadas en desarrollarse ya que, como hemos explicado en varias oportunidades, las investigaciones sobre su efectividad requieren mucho tiempo y financiamiento.

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 dio lugar a uno de los avances científicos más importantes del siglo: vacunas contra el coronavirus que la causó en tiempo récord. En una nota previa mencionamos los proyectos más avanzados hasta el momento: Pfizer-BioNtech, Moderna, Oxford-AstraZeneca, la Sputnik V de Rusia y CoronaVac de China.

Países como Reino Unido, Canadá y Estados Unidos ya han iniciado sus programas de vacunación masiva con la candidata de Pfizer-BioNtech aprobada para su uso de emergencia. Hasta ahora, no se han reportado más inconvenientes más que reacciones alérgicas que merecieron desaconsejar su aplicación en personas con antecedentes.

Recientemente, un comité de expertos de la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos recomendó también el uso de emergencia de la vacuna desarrollada por Moderna.

Un enorme arrecife de coral cerca de la Gran Barrera de Coral en Australia

A finales de octubre, un equipo de investigadores se topó con un arrecife de coral vertical nunca antes documentado cuyo tamaño los dejó aún más impresionados. Con 1,5 kilómetros de ancho en su base y una altura superior a los 500 metros, ha resultado ser incluso más grande que el Empire State Building de Nueva York.

Los científicos han informado que es el refugio de diversas especies: esponjas, abanicos de mar, corales blandos, peces hacha, peces de punta plateada y tiburones grises de arrecife. Es decir, aloja una gran cantidad de nutrientes y constituye un hogar adecuado para la vida marina.

arrecife de coral vertical con forma de cuchilla
Arrecife de coral vertical descubierto este año separado de la Gran Barrera de Coral de Australia. Crédito: Schmidt Ocean Institute.

Este arrecife de coral figura entre los más importantes avances científicos de 2020 precisamente por el papel clave que juegan estas estructuras en el mantenimiento del equilibrio de los océanos.

A pesar de ello, la realidad en torno a los arrecifes de coral en realidad es mucho más oscura. Un estudio publicado en octubre estimó que 50 por ciento de la Gran Barrera de Coral, cerca de la cual se encuentra el recién descubierto, ha desaparecido. De modo que el descubrimiento de este en particular puede servir como motivación para luchar más por la preservación de los mismos.

El material más viejo que existe en la Tierra: carburo de silicio

Carburo de silicio, el material más viejo de la Tierra.
Granos de carburo de silicio presolar encontrados en meteoritos como Murchison. Crédito: NASA, W. Sparks (STScI) y R. Sahai (JPL).

Pero no todo ronda en torno a la pandemia de COVID-19, aunque esta fue la protagonista de los avances científicos de 2020. En el ámbito astronómico también se registraron importantes avances, como el del material más viejo que existe en la Tierra: el carburo de silicio.

Los científicos reportaron una serie de granos de polvo microscópico que, según sus análisis, se formaron en una estrella lejana de algún lugar del universo y llegaron a nuestro planeta en un meteorito.

Los diminutos granos data de hace 5 a 7 mil millones de años atrás, es decir, mucho más que existiera nuestro Sol, de 4,600 millones de años, lo cual le ha hecho merecedor del título ya mencionado.

La historia suena fantástica, aunque no es nada del otro mundo (si es que esta expresión aplica para estos casos). El hecho es que una estrella moribunda estalló y parte del polvo que generó en el proceso fue arrastrado por los meteoritos que más tarde chocaron con la Tierra. Este hallazgo no podía faltar en esta recopilación, pues fue uno de los primeros que se registró este año.

Fin del brote de Ébola en la República del Congo

Mientras el brote de coronavirus se extendía por todo el mundo, un brote de una enfermedad mucho más grave por fin se redimía. El 25 de junio de 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró finalizado el segundo brote más grande Ébola registrado hasta ahora.

El virus fue detectado en agosto de 2018 cerca de Kivu, al este del Congo, y fue particularmente difícil de controlar debido a los conflictos de la región. Pero una vez más las vacunas ofrecieron la solución.

Un equipo liderado por Michael Yao de la OMS trabajó arduamente para poner en marcha una campaña de vacunación en la que incluyeron a todo aquel que habría estado expuesto al patógeno. En el proceso participaron más de 300,000 personas.

CRISPR-Cas9 utilizado por primera vez en el cuerpo humano

El CRISPR, conocidas tijeras genéticas que ganaron el Premio Nobel de Química de 2020, figura entre los avances científicos más importantes de este año. Si bien es un método polémico, ofrece un amplio abanico de posibilidades para tratar enfermedades que actualmente no tienen cura.

Como ejemplo, la amaurosis congénita de Leber, una enfermedad en la que una mutación genética impide al cuerpo producir una proteína necesaria para convertir la luz en señales. En el marco del ensayo clínico BRILLANCE, los investigadores de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon hicieron el primer procedimiento de edición de genes CRISPR in vivo para abordar la mutación. Los resultados fueron positivos: lograron corregir la mitad de las células con la mutación, lo cual ayudó a restaurar la visión de los pacientes.

El cráneo más antiguo de Homo erectus

Los investigadores también encontraron el cráneo más antiguo de Homo erectus, el homínido extinto, que vivió entre 2 millones de años y 117 000 años atrás.

Después de extraer rocas al noroeste de Johannesburgo, Sudáfrica, un equipo de la Universidad La Trobe en Australia, empezó a ensamblar partes como si de un rompecabezas se tratara. Y tras varios análisis que revelaron que el individuo vivió hace unos 2 millones de años, lo corroboraron: lo que habían encontrado era el primer recipiente cerebral de Homo erectus encontrado en la zona.

Es así como uno de los avances científicos de 2020 nos aclara aún más entre las ramas de nuestro enredados árbol genealógico.

Lanzamiento de Perseverance hacia Marte

Sin lugar a dudas, el lanzamiento del rover Perseverance en julio de este año fue uno de los acontecimientos más seguidos por el público tanto en Estados Unidos como a nivel internacional. Y es que la máquina lleva a cuestas la importante misión de llegar a nada más y nada menos que Marte.

La humanidad no solo se ha planteado objetivos de colonización en la Luna, sino también en otros planetas similares al nuestro, y entre ellos figura el planeta rojo. Pero antes de ello, es necesario conocer el terreno, y eso es precisamente lo que hará Perseverance.

Los investigadores lo han enviado en búsqueda de firmas biológicas, ya sean patrones, texturas o sustancias que sugieran la presencia de alguna forma de vida como la conocemos en la Tierra.

Perseverance es el rover robótico más grande y pesado que ha construido la NASA hasta el momento. Y no es para menos, pues la misión que debe cumplir amerita una amplia variedad de herramientas especializadas que se manejarán desde su llegada al planeta. Así que más que uno de los avances científicos más significativos de 2020, Perseverance, lanzado en medio de una terrible pandemia, hace todo el honor a su nombre.

Misión exitosa de la sonda Chang’e-5 en la Luna

Sonda chang'e-5 tomando muestras de roca en la superficie de la Luna.
La sonda Chang’e-5 enviada por China a la Luna para tomar muestras de rocas y polvo en su superficie.

La sonda Chang-e 5 de China lanzada el 24 de noviembre logró aterrizar en la Luna el 1 de diciembre para cumplir con una importante misión: recolectar nuevas muestras de roca lunar de una región del satélite que no ha sido explorada aún.

La misión sigue la estrategia planteada por el presidente Xi Jinping para cumplir el “sueño espacial de China”; pero también marca el inicio de una nueva era de estudios más profundos y avanzados de la Luna.

A pesar de la pandemia, el proyecto siguió adelante. La sonda regresó exitosamente a la Tierra con las muestras solicitadas, y los estudios venideros prometen arrojar nuevos detalles sobre la historia de nuestro satélite.

Avances científicos en el tratamiento contra el VIH

Adam Castillejo parado frente a un mural de cerámicas.
Adam Castillejo, el paciente de Londres, es la segunda persona en el mundo que se ha recuperado por completo del VIH.

Si bien estamos rodeados de patógenos nocivos y protagonistas de emergencias de salud pública, a muchos no les tememos tanto como al virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Por fortuna, la mortalidad actual no es tan elevada como años atrás, y muchas personas infectadas pueden llevar una vida relativamente normal si reciben el tratamiento antirretroviral de manera oportuna.

Pero también han surgido métodos mucho más novedosos y que prometen poner fin a todo el drama en torno al sistema inmunitario. En TekCrispy hemos documentado los dos casos de pacientes completamente recuperados de la enfermedad gracias a un trasplante de médula ósea, un método que aún está en fase de pruebas pero que mantiene altas las expectativas de recuperación total.

Este trasplante también es terapia contra el cáncer de sangre, pero ha arrojado buenos resultados hasta ahora. El primer paciente recuperado fue Timothy Brown, conocido como el paciente de Berlín, que irónicamente murió este año por la remisión de la leucemia.

El segundo fue Adam Castillejo, conocido como el paciente de Londres, cuya recuperación, mantenida un año después, sirvió para confirmar que la remisión de Brown no fue una casualidad.

Los científicos trabajan arduamente en la búsqueda de una cura definitiva, y parecen estar cada vez más cerca de ella. El trasplante de médula ósea resonó este año como una opción de alto potencial, pero siendo tan invasiva, aún merece mucha investigación.

Inmunoterapia para el cáncer de perros

Los tratamientos contra el cáncer también han experimentado avances notorios que los científicos han reportado a lo largo de las últimas décadas. Pero estos no se limitan a los humanos, sino también a nuestros amigos caninos. Este 2020, los veterinarios de la Universidad de Missouri anunciaron que trataron con éxito a 14 perros con cáncer de huesos usando la inmunoterapia.

El método consiste en una especie de vacuna creada a partir del mismo tumor en la criatura y de este modo atacar las células cancerígenas de manera muy específica. Otro beneficio es que reduce la exposición a los efectos tóxicos de la quimioterapia.

Los resultados del estudio lo demostraron: de los perros que recibieron la inmunoterapia, cinco vivieron más de dos años después de comenzar el tratamiento. Ahora la terapia ha recibido la aprobación de la FDA para probar el método en pacientes humanos con cáncer cerebral.

Referencias:

10 awesome science discoveries you may have missed in 2020. https://www.nationalgeographic.com/science/2020/12/10-awesome-science-discoveries-you-may-have-missed-in-2020/

Viruses, microscopy and fast radio bursts: 10 remarkable discoveries from 2020. https://www.nature.com/articles/d41586-020-03514-8

Fossil skulls rewrite the stories of two ancient human ancestors. https://www.nationalgeographic.com/science/2020/04/fossil-skulls-rewrite-stories-ancient-human-ancestors-homo-erectus-paranthropus-robustus/

Escribir un comentario