Mano con guante quirúrgico sosteniendo una jeringa sobre fondo morado.

Con la llegada de diciembre las principales vacunas candidatas contra el coronavirus ya llegan a su recta final. Así como la opción de Pfizer y BioNTech ya se encuentra circulando, otras opciones están a punto de dar el gran paso. Tal es el caso de la vacuna de Moderna, cuyos datos principales repasaremos ahora.

Es bien sabido que esta empresa estadounidense solicitó a finales de noviembre el permiso de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para distribuir su vacuna en el territorio. Ahora, la respuesta de la FDA está cerca, por lo que vale la pena conocer a fondo la propuesta de esta vacuna.

Los datos que debemos conocer sobre la vacuna de Moderna

En primer lugar, debemos saber que si la vacuna conocida como mRNA-1273 llega a recibir el visto bueno de la FDA, sería la primera que Moderna logra llevar efectivamente al mercado. Esto ya que, desde su creación en el 2010, los nueve candidatos creados por la farmacéutica para diversas enfermedades no lograron pasar los requerimientos de la entidad de salud.

Ahora, según los comentarios de varias autoridades de la FDA, que llegaron al mundo el pasado jueves por la noche, esta vez podría ser finalmente la vencida para Moderna. Esto sobre todo ya que, según parece, la aceptación de la entidad es casi un hecho.

Sobre la efectividad de la vacuna

A finales de noviembre, Moderna dio a conocer que los resultados finales de su fase 3 arrojaron que su vacuna tenía un 94% de efectividad. Ahora, pasada la primera semana de diciembre, el comité de evaluación de la FDA ha ratificado una efectividad del 94,1% aumentando así la confianza general del mundo en la candidata.

Así funciona

La vacuna de Moderna ha sido diseñada con un innovador sistema de ARN mensajero o (ARNm). Con este, la vacuna copia una parte del ARN del virus (en este caso el de la proteína espiga de este) y genera su “propia versión”.

De este modo, cuando se inyecta la vacuna, esta “enseña” al sistema inmunológico a atacar la proteína pico del SARS-CoV-2 a través de su modelo inofensivo. Así, si el virus realmente ataca, el cuerpo estará listo para reaccionar, neutralizar y eliminar al intruso inmediatamente.

¿Qué hace a la vacuna de Moderna distinta a la Pfizer?

En términos de efectividad, 94% y 95% las vacunas de Moderna y Pfizer/BioNTech son prácticamente equivalentes. Igualmente, ambas trabajan con un sistema de ARNm, sin embargo, el trozo de ARN sintetizado por cada una es distinto. Por lo que sus efectos, funcionalidad y almacenamiento son distintos.

Por ejemplo, los datos de la vacuna de Moderna señalan que ella se puede almacenar en neveras comunes. Mientras tanto, la de Pfizer requiere el mantenimiento de una cadena de frío y el uso de refrigeradores especializados capaces de mantenerse a menos 75 °C.

Debido a la diferencia en la resistencia de ambas a las condiciones ambientales, una también es más duradera que la otra. Acá, la opción de Moderna puede estar almacenada hasta por 20 días sin caducar. Por su lado, la de Pfizer solo soporta 5 días de almacenamiento.

Finalmente, ambas vacunas han mostrado ser seguras y no presentar efectos secundarios graves. Sin embargo, la de Moderna estaría disponible solo para mayores de 18 años, mientras que la de Pfizer abarca hasta pacientes mayores de 16 años.

¿Cuándo estará disponible la vacuna?

Según parece, esta semana o la siguiente la FDA podría dar su visto bueno oficial. De ser este el caso, los 100 millones de dosis comprados tempranamente por EE.UU. pronto se pondrían en uso.

Algunos datos sobre la distribución de la vacuna de Moderna apuntan a que se podría inmunizar a por lo menos 50 millones de personas durante las primeras rondas. Según se espera, debido a que las dosis se encuentran listas, su distribución debería darse tan solo 24 horas después de recibir la aprobación.

Claramente, las 100 millones de dosis no se distribuirán en un solo movimiento. De hecho, el primer lote será de unos 6 millones de unidades, que llegaran a más de 3.200 ubicaciones distintas –superando en esto a Pfizer, que envió recientemente las suyas a solo 636 sitios–.