El 2020 está a punto de terminar, pero sigue dando de qué hablar, sobre todo en lo que respecta al evento que más nos conmocionó: la pandemia. Ahora el problema no se limita a los humanos, sino que poco a poco parece estar regresando a los animales. Y es que se ha confirmado que un visón salvaje en Utah, Estados Unidos, dio positivo para el coronavirus SARS-CoV-2.

La noticia proviene de una declaración reciente del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés). Y según los datos recolectados hasta ahora, esta podría ser la primera infección detectada en un “animal salvaje nativo en libertad”.

Un visón salvaje, el primer animal infectado con el coronavirus en Estados Unidos

Los Laboratorios Nacionales de Servicios Veterinarios del USDA informaron que el visón salvaje fue encontrado cerca de una granja de visones en Utah. Cabe destacar que esta granja sí ha reportado infecciones con coronavirus entre los animales que cría, por lo cual es probable que la criatura contrajera el patógeno al estar en contacto con estos.

La hipótesis parece mucho más convincente al comparar la cepa encontrada en el visón salvaje con los de los animales en la granja. Los veterinarios recolectaron una muestra nasal de la criatura y encontraron un coronavirus SARS-CoV-2 “indistinguible” de las muestras recolectadas de visones infectados en la granja cercana.

No hay evidencia de propagación a otros animales salvajes

Los visones son animales más pequeños y escurridizos, por lo que no debe extrañar que, incluso estando en cautiverio, logren escapar a la naturaleza. Y dada su vulnerabilidad a la infección con el coronavirus, estos se contagian y propagan la infección fácilmente entre otros individuos.

Sin embargo, hasta ahora no se ha encontrado evidencia de que el virus se haya propagado más allá de dicho visón. Pero las autoridades y expertos en salud están al tanto de que esto podría ocurrir en cualquier momento si se aligera la vigilancia en dichas zonas.

En su comunicado publicado el 13 de diciembre recuerdan que el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del USDA ha mantenido la vigilancia de la vida silvestre durante la pandemia. Esto a fin de detectar cualquier caso de SARS-CoV-2 entre los animales salvajes que rondan las granjas de visones que han reportado casos en Utah, Michigan y Wisconsin.

El peligro de que los virus salten entre humanos y animales

Si el coronavirus empieza a propagarse de manera descontrolada entre los animales salvajes, la situación actual de la humanidad podría empeorar. El virus podría pasar a otras especies, quizás más cercanas a los humanos, y crear nuevos reservorios que podrían ocasionar nuevas olas de infecciones.

“Si lo hace establece un reservorio, entonces tenemos un problema a largo plazo aquí, donde este virus tiene el potencial de estar con nosotros durante milenios”, dijo Sarah Olson, directora asociada del programa de salud de la Wildlife Conservation Society, al portal VOX.

Una de las razones que motivaron a las autoridades de Dinamarca a proceder con el sacrificio de millones de visones fue una mutación del SARS-CoV-2 hallada en ellos, como informamos previamente.

Hasta el momento, no se ha confirmado que esta pueda poner en riesgo la efectividad de las vacunas contra la COVID-19. Sin embargo, el suceso nos recuerda que los virus pueden mutar a medida que saltan entre las especies, lo cual puede dar lugar a cepas más resistentes.

Referencias:

CORONAVIRUS DISEASE 2019 UPDATE (536): ANIMAL, USA (UTAH) WILD MINK, FIRST CASE. https://promedmail.org/promed-post/?id=20201213.8015608

A wild mink in Utah has Covid-19. Veterinarians fear this is just the beginning. https://www.vox.com/science-and-health/2020/12/16/21826130/coronavirus-covid-19-in-animals-mink-dog-cats-gorillas-tigers

Escribir un comentario