El acceso a la información es uno de los factores más importantes para combatir la pandemia de COVID-19. Sin embargo, vivimos en una época en donde las noticias se difunden a una velocidad vertiginosa sin importar su calidad. De modo que, a través de las redes sociales podemos recibir todo tipo de información que puede no ser cierta, pero que muchas personas difunden. Por ello, Facebook ha decidido combatir la desinformación sobre el COVID-19 y para lograrlo ha puesto en marcha una nueva herramienta.

Se trata de un mecanismo que busca acabar con las publicaciones que muestran publicación errónea y a su vez, dirigir a los usuarios hacia datos correctos.

Facebook combate la desinformación sobre el COVID-19

En una situación tan delicada como la pandemia de COVID-19, la desinformación puede multiplicar los casos e incluso, hacerlos letales. Considerando esto, basta con darnos una vuelta por plataformas como Facebook para que encontremos toda clase de publicaciones al respecto. Muchas de ellas no son ciertas, sin embargo, miles de personas se hacen eco de ellas y esto resulta problemático.

En ese sentido, Facebook ha puesto en marcha una herramienta que elimina las publicaciones con información falsa. Sin embargo, este no es el panorama completo sobre el funcionamiento de este mecanismo.

Todo comienza con una notificación a los usuarios que han dado like, comentado o compartido alguna publicación con información falsa sobre la enfermedad. Dicho mensaje dice: “Eliminamos una publicación que te gustó y que tenía información falsa y potencialmente dañina sobre COVID-19“. Junto con este mensaje, ofrece la opción de dejar de seguir a la página o perfil que hizo la publicación. Pero no queda ahí. Adicionalmente, ofrece diferentes fuentes con información confirmada sobre el COVID-19.

De esta forma, la red social busca limitar la difusión de noticias falsas y datos incorrectos mientras que, al mismo tiempo, educa a los usuarios con información real. Se trata de una medida que sigue los pasos de otras implementadas previamente, como la eliminación de páginas que difunden teorías antivacunas. Aunque se trata de un buen mecanismo, debemos esperar para confirmar su éxito.

Escribir un comentario