Tras un año de investigaciones y muchos tropiezos para hallar una vacuna contra el COVID-19, por fin la tenemos. Es por ello que gobiernos de diferentes países, instituciones sanitarias y empresas de tecnologías se han unido para distribuir eficazmente la vacuna contra el coronavirus.

Si bien es cierto que este tipo de repartición es una actividad bastante compleja, las empresas tecnológicas lo harán mucho más fácil y más equitativa. De acuerdo a un artículo publicado en el sitio web de Axios, estos son los aportes que están realizando estas compañías.

Microsoft y Google ponen a disposición sus nubes para la distribución de vacunas

La empresa de Redmond ha puesto a disposición de los entes encargados de la distribución de vacunas, su nube y servicios empresariales. Plataformas donde podrán almacenar datos a mayor escala.

De igual modo, Google también lo ha hecho. De hecho, la compañía trabaja con otros socios “para implementar soluciones de gestión de vacunas con los gobiernos estatales y locales”.

Aunado a ello, la empresa de Mountain View ha implementado funciones en su servicio de búsqueda para orientar a las personas sobre el COVID-19 y las vacunas disponibles por región. Todo ello, como parte de un esfuerzo para que no caigamos en la desinformación.

Oracle donó una base de datos para esta causa

El gigante Oracle donó una “base de datos de registros médicos electrónicos nacionales y aplicaciones de administración de salud pública“ para esta causa. Esta ayuda resulta de mucho provecho, pues, se trata de una distribución a gran escala y la cantidad de datos a registrar es excesivamente alta.

Por otra parte, Salesforce también está poniendo su granito de arena. La compañía, en alianza con la asociación internacional Gavi, trabaja para llevar la vacuna a 190 países.

Otra de las empresas que resalta es IBM. Esta ofrece desde un software de gestión hasta un enfoque abierto basado en blockchain. Estos sistemas permiten registrar datos como temperatura, dosis, y otros factores relacionados con el proceso de vacunación.

En efecto, estas empresas tecnológicas usan su potencial para una causa noble: distribuir las vacunas. Este es un proceso bastante complejo, pues, se trata de llevas estas inyecciones a millones de personas. Como bien lo dijo Ashwini Zenooz, director médico de Salesforce, “esto no es algo que quiera hacer con bolígrafos, papeles y notas adhesivas”.

Escribir un comentario