Recientemente se dio a conocer que la Unión Europea (UE) presentará nuevas reglas que le permitan frenar el avance y disminuir el poderío que han alcanzado los gigantes tecnológicos.

Empresas como Amazon, Facebook, Google, Apple han sido señaladas en reiteradas ocasiones de utilizar su poderío para ahogar a la competencia. Ahora, a las empresas del Big Tech se les señalan de representar una amenaza para la democracia, según Bruselas, centro de instituciones europeas.

Gigantes tecnológicos pueden enfrentar multas de hasta un 10% de sus ingresos

La nueva normativa de la UE dirigida al Big Tech incluye multas de hasta 10 por cierto de los ingresos que estas compañías reciben, en caso de que infrinjan las leyes.

Es claro que el porcentaje que pretende imponer la Unión Europea es sumamente alto. Sumas de dinero que podrían ocasionar que estas compañías cambien la forma de hacer negocios e incluso que no operen en el mercado de la UE.

Actualización de la legislación del 2004

Estas nuevas normativas se harán con base en las legislaciones del 2004. La UE actualizará las leyes que rigen a estas empresas desde hace 16 años, cuando apenas estaban iniciando en este mercado.

Con esta nueva legislación, las empresas tecnológicas deberán informar a la Unión Europea sobre cualquier adquisición o fusión que pretendan realizar.

Hasta ahora, Francia y los Países Bajos “se han pronunciado a favor de que Europa tenga todas las herramientas que necesita para controlar a los guardianes, incluido el poder para dividirlos”.

UE quiere frenar el discurso de odio en línea

La Unión Europea no solo quiere evitar que las empresas tecnológicas crezcan de forma desenfrenada, sino impulsar leyes como Servicios Digitales y de Mercados Digitales para frenar cadenas de desinformación y el discurso de odio en línea.

Como bien se sabe, las redes sociales representan ese eslabón entre lo real y lo falso. En la web podemos encontrar toda clase de contenido. Datos que gozan de credibilidad y muchas veces solo buscan sembrarnos una idea falsa para afectarnos psicológicamente. En efecto, la UE quiere contrarrestar esta situación.

Así pues, las empresas del Big Tech cada día enfrentan más trabas. Regulaciones que bien pueden cambiar la forma como operan y hasta causar que se desprendan de algunas de sus firmas.

Escribir un comentario