En la actualidad, problemas en constante crecimiento como el calentamiento global y la contaminación ambiental están mermando las poblaciones de flora y fauna del mundo. Incluso ahora, las sociedades reaccionan lento y con medidas poco consistentes. Por este motivo, situaciones como el peligro crítico en el que se encuentra la estrella de mar girasol a estas alturas ya no son raras.

Sin embargo, incluso aunque estas noticias nos lleguen con cada vez más frecuencia, no podemos insensibilizarnos ante ellas. La naturaleza, el ambiente en el que vivimos, se maneja en un delicado y complejo equilibrio. Cuando especie desaparece o está a punto de hacerlo, la balanza que lo mantenía todo se rompe y pueden terminar desatándose consecuencias inesperadas.

En este momento, la estrella de mar girasol (Pycnopodia helianthoides) está caminando por esa fina línea que podría romper o no el equilibrio del ecosistema marino. Este se trata de un fenómeno que se ha dado por años pero que finalmente hemos notado gracias a un estudio conjunto entre la Universidad Estatal de Oregón y The Nature Conservancy.

Ya no es tan fácil ver estrellas

Por lo general, el avistamiento de estas criaturas era una de las actividades favoritas de buzos y estudiantes de biología marina, según comenta Sarah Gravem, coautora del estudio. Después de todo, estas criaturas con sus particulares organismos siempre han despertado nuestra curiosidad. Por lo que nos hemos dedicado a investigar desde cómo caminan hasta qué comen.

En la actualidad, como las estrella de mar girasol está en peligro crítico, sus avistamientos se han vuelto cada vez menos frecuentes. De hecho, las criaturas de 20 brazos como tentáculos y del tamaño de la tapa de un cubo de basura no se han visto más en las costas de México desde el 2016.

Igualmente, un estudio de las costas de Estados Unidos reveló que, en el 2018, solo se pudo ubicar a las estrellas en tres áreas: California, Oregón y Washington. Tan solo un par de décadas atrás, la idea de tener que esforzarse para ver una estrella de mar ni siquiera se pasaba por la mente de las personas –por la gran cantidad que había–.

Sobre el ‘síndrome de desgaste de la estrella de mar’

Como si la devastación humana y las olas de calor debido al cambio climático no fueran suficientes, las estrellas de mar tienen un problema muy particular del qué preocuparse.

Desde el 2013, una enfermedad de origen desconocido (y cuyas bacterias o virus no se han identificado) llegó para mermar la población de estrellas de mar. Según parece, esta enfermedad hace que aparezcan manchas placas sobre el cuerpo y, luego, sobre ellas, la piel de la estrella comienza a carcomerse.

Al final, las estrellas de mar pueden perder uno o dos tentáculos/brazos de esta manera antes de colapsar, sin importar su tamaño, edad, o área del mar en la que se encuentre. Entre el 2013 y el 2014 se presentó la crisis más fuerte con esto. Luego de ello, la enfermedad sigue existiendo, pero parece estar “bajo llave”. Mientras tanto, las estrellas de mar girasol deberían haber tenido la oportunidad aumentar sus números y salir de la clasificación de ‘peligro crítico’. Sin embargo, no lo hicieron… no pudieron.

Según lo recopilado en el estudio al menos 5.750 millones de estas criaturas murieron a causa del síndrome. Desde entonces, las tendencias de desarrollo de las estrellas de mar han ido en un descenso continuo.

Las estrellas de mar girasol están en un verdadero peligro crítico

Foto de estrella de mar girasol en peligro crítico, posada sobre la arena.
Pycnopodia helianthoides / Crédito: Janna Nichols.

Gracias a la investigación conjunta realizada la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) para incluir a la estrella de mar girasol en su Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Fue gracias a esta publicación que se pudo delimitar que esta criatura se encontraba efectivamente a un paso de su extinción –al menos en el mundo salvaje–.

Actualmente hay un aproximado de 80.627.721 estrellas de mar girasol en el mundo. Algo que parece sonar relajante. Sin embargo, debido a las tendencias a la baja ese número no ha sabido sino bajar por años. De allí que el 90,6% de esta especie ya se haya desaparecido en los últimos 17 años.

¿Qué pasaría si las estrellas de mar girasol se extinguen?

Como toda criatura de este mundo, las estrellas de mar girasol tienen un propósito y si su peligro crítico pasa a ser simple extinción, entonces se desataría toda una cadena de eventos. En primer lugar, los erizos de mar –los primeros alimentos de las estrellas– proliferarían sin control.

En consecuencia, dichos erizos entonces irían a los corales a buscar algas para alimentarse. Sin embargo, siendo tantos podrían devastar el espacio, dejándolo inutilizable para ellos sino para todos los demás animales que hacen vida en ese micro ecosistema.

Como consecuencia, actividades humanas como la pesca se verían afectadas, ya que la desaparición de la estrella de mar girasol indirectamente también llevaría a una disminución sostenida de gran parte de la flora y de la fauna del ecosistema acuático.

Si queremos evitar esto, entonces será necesario que empecemos a cuidar de las estrellas marinas girasol. Sin embargo, eso no será todo, también es probable que tengamos que trabajar en programas de cautiverio y reinserción, además de disminuir la caza y recolección de estos animales. Solo así podría haber un poco de esperanza de ayudar a esta especie a salir del peligro en el que se encuentra.

Referencia:

Sunflower Seastar – Pycnopodia helianthoides: 2020: e.T178290276A178341498

Escribir un comentario