Jeringa con vacuna contra COVID-19 frente a un coronavirus.

Los científicos británicos y rusos han unido fuerzas en esta ardua lucha contra la pandemia. AstraZeneca y Rusia anunciaron que combinarán a sus candidatas a vacuna contra COVID-19 en busca de una opción de inmunización más efectiva que las desarrolladas hasta ahora.

La información surgió este viernes del fondo soberano de riqueza de Rusia, RDIF, que financió el proyecto de la Sputnik V. Pero también ha sido confirmada por la farmacéutica recientemente.

Una asociación inesperada

Si bien ya se ha aprobado la candidata de la asociación de Pfizer-BioNtech en Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, aún se espera el veredicto para otros dos proyectos prometedores. Pero, ¿quién se imaginaría que uno de ellos se asociaría con uno de los desarrollos más polémicos de esta pandemia, la Sputnik V?

La noticia probablemente cae como sorpresa para muchos, pero es un hecho y ambas partes están decididas a crear una vacuna contra COVID-19 más efectiva. Tanto el RDIF como AstraZeneca han confirmado que los ensayos de la nueva combinación de vacunas iniciarán a finales de diciembre.

El mes pasado, los desarrolladores de la Sputnik V propusieron a través de la plataforma social Twitter una asociación con AstraZeneca para combinar sus medicamentos. Esto después de que el laboratorio británico publicara los resultados preliminares de los ensayos de fase III de su vacuna.

Y como vemos, la respuesta fue sí, a lo cual el director de RDIF, Kirill Dmitriev, se refirió como un “paso importante” en la lucha contra la pandemia. En su comunicado también expresó sus expectativas de que otros fabricantes también sigan dicho ejemplo.

“La decisión de AstraZeneca de llevar a cabo ensayos clínicos utilizando uno de los dos vectores de Sputnik V para aumentar la eficacia de su propia vacuna es un paso importante hacia unir esfuerzos en la lucha contra la pandemia”.

Olvidando los conflictos del pasado

Pero omitiendo estas formalidades, conviene volver al pasado para recordar la trayectoria y opiniones de los fabricantes involucrados respecto a sus candidatas. Los ensayos de la vacuna Rusa se detuvieron en septiembre debido a una enfermedad inexplicable en uno de sus voluntarios.

AstraZeneca también experimentó dificultades en sus ensayos, tras dos casos de mielitis transversa detectados entre sus voluntarios. Poco después, informaron que estos no estaban vinculados con la vacuna, y aunque se trata de algo que podría esperarse en este tipo de pruebas, esto mereció ciertas críticas de parte de la comunidad científicas.

Lo curioso es que Dmitry Peskov, el portavoz ruso dijo que la vacuna contra COVID-19 de su país era más confiable porque estaba basada en adenovirus encontrado en humanos. En cambio, se refirió a la candidata británica como “una vacuna de mono”.

Podría sonar injusto de parte del funcionario, pero los científicos británicos también mostraron desconfianza de Rusia luego de que “piratas informáticos” respaldados por el estado ruso trataran de robar información sobre su fórmula en julio.

AstraZeneca y Rusia combinarán sus candidatas a vacuna contra COVID-19 buscando mayor efectividad

La nueva asociación se produce mientras AstraZeneca se prepara para la confirmación de la efectividad de su candidata. Pero este voto de confianza es quizás lo que necesita Rusia para que su desarrollo sea aceptado por la comunidad internacional a pesar de la hermeticidad de sus pruebas.

AstraZeneca dijo que estaba considerando diferentes combinaciones de vacunas, entre las cuales figura la Sputnik V. También informó que pronto empezaría a examinar el desempeño de la combinación entre su vacuna contra COVID-19 y la de Rusia a fin de aumentar la eficacia actual.

Por el momento, no hay muchos detalles sobre los ensayos próximos a comenzar. Pero el portavoz ruso dijo que incluiría a adultos a partir de los 18 años de edad.

Referencia:

AstraZeneca hitches ride with Russia’s Sputnik in vaccine race. https://uk.reuters.com/article/health-coronavirus-astrazeneca-russia-idUKKBN28L10M