La crisis causada por la pandemia del coronavirus está a punto de cumplir un año entre nosotros. Afortunadamente, con el fin de este 2020 también se podría marcar el inicio de los días finales del COVID-19. Todo gracias a que alternativas de protección como la vacuna de Pfizer ya han empezado a llegar al mercado, aunque estas también vengan de la mano con sus propios efectos secundarios.

Gracias al más reciente anuncio de la FDA (Food and Drugs Administration) de Estados Unidos, ya podemos dar una mirada más detallada al catálogo de posibles efectos secundarios que se vienen de la mano con la afamada vacuna.

Efectivamente, tal como aseguraron Pfizer y BioNTech, los resultados no cambian las bases que presentan a la vacuna como una alternativa segura. Sin embargo, igualmente vale la pena conocer la variedad de síntomas que podrían desencadenarse como una consecuencia de recibir la vacuna inmunizante.

La vacuna de Pfizer sí puede causar efectos secundarios, pero no debemos preocuparnos

Es correcto, la investigación reciente de la FDA ha comprobado que el recibir las dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y BioNTech puede venir acompañado con algunos efectos secundarios.

Pfizer recientemente solicitó a la Unión Europea y al Reino Unido permiso para comenzar a distribuirse en su territorio. Seguidamente, este martes, luego de recibir la aprobación del último, la farmacéutica ya ha vacunado contra el COVID-19 a su primera persona en el territorio bretón.

En paralelo, otras agencias como la de la UE y la propia FDA continúan investigando para determinar si vale o no el riesgo el aprobarla. Ahora, con los descubrimientos hechos por el ente estadounidense sobre los efectos secundarios de la vacuna, lejos de lo que podría creerse inicialmente, el permiso oficial para Pfizer podría estar más cerca que nunca.

De hecho, la FDA incluso llegó a escribir que “no se identificaron preocupaciones de seguridad específicas que impidan la emisión de una [autorización de distribución de emergencia]”. Por lo que, en resumen, el permiso oficial para que la vacuna llegue a Estados Unidos debería estar a la vuelta de la esquina.

¿Cuándo se manifestarían los efectos secundarios?

Según los datos analizados por el ente estadounidense, por lo general los malestares asociados con la vacuna podrían ocurrir dos o tres días después de su aplicación. Por lo que, por lo general, las manifestaciones de problemas de salud o complicaciones a largo plazo no podrían relacionarse directamente con la vacuna.

Algunos efectos secundarios de la vacuna de Pfizer y BioNTech pueden ser…

Los estudios revelaron que, en general, la molestia más recurrente asociada a la vacuna será el dolor en la zona de la inyección algunos días después de recibirla. Según denota la FDA, al menos el 84% de los 20 mil pacientes que recibieron la vacuna reportaron tener este síntoma.

Por su parte, los dos elementos que siguen muy de cerca a este efecto secundario son la fatiga y el dolor de cabeza –manifestándose ambos en un 63% y 55% de la muestra, respectivamente–.

Bajando un poco más, situándonos en el 38% de los participantes, vemos un reporte recurrente de dolores musculares. Esto mientras que, por su parte, los escalofríos llegaron a manifestarse en un 32% de los casos.

Finalmente, el dolor articular y la fiebre fueron los efectos secundarios de la vacuna de Pfizer y BioNTech que menos se reportaron. Por un lado, el dolor se manifestó en el 24% de los casos, mientras que las jaquecas apenas llegaron al 14%.

Según los estándares de la FDA, ninguna de estas reacciones ni su proporción parecen alejarse de los cánones de seguridad requeridos por la organización. En consecuencia, a pesar de que se algunos tuvieron un aparente alto nivel de incidencia, la verdad es que todos se encuentran dentro del rango de lo “común” o “aceptable”.

Solo cuatro casos de la enfermedad conocida como parálisis de Bell presentados en la muestra experimental versus cero de estos en la muestra control nos hablan de efectos secundarios graves. No obstante, el porcentaje de ocurrencia sigue siendo tan o más bajo que el existente entre grupos aleatorios; por lo que tampoco se lo puede considerar como una verdadera amenaza.

Los jóvenes parecen más propensos a sufrir los efectos secundarios

Como una de las últimas observaciones de la FDA, el ente de salud comenta que los jóvenes parecen ser más propensos a sufrir los efectos secundarios más comunes (como el dolor de cabeza o la fatiga) en comparación con los adultos mayores de 55 años.

Igualmente, se observó que la mayoría de estos efectos se manifiestan luego de que los individuos reciben la segunda dosis de la vacuna. Inicialmente se podría pensar entonces en dejar pasar la recepción de esta última. Sin embargo, la segunda dosis es necesaria para el correcto funcionamiento de la vacuna, por lo que no tenerla mermará la efectividad de la misma.

Escribir un comentario