Mujer joven intentando reventar una espinilla frente al espejo.

Todos, con las ligeras excepciones de aquellos que no han tenido acné en su vida, se han preguntado si está bien reventar las espinillas o si es mejor dejar que desaparezcan solas. La última opción suena bastante aburrida, y de hecho, no es para nada inmediata, pero los expertos coinciden en que es la más acertada.

Pocas veces dejar el problema tal y como está puede evitar inconvenientes, pero el caso del acné es un ejemplo perfecto de cuando sí funciona. La regla de oro es nunca, pero nunca reventar las espinillas… a menos que seas un profesional especializado en ello, por supuesto.

Reventar espinillas no es una buena opción

Sabemos que aparecen justo allí donde más pueden llamar la atención, inflamadas, enrojecidas, cargadas de pus y sebo y con ganas de quedarse por más tiempo del que nos gustaría. Si se tratara de un intruso en casa, de seguro procederíamos con una expulsión inmediata, pero en este caso, la mejor opción es evitar los problemas.

Y es que sí, reventar las espinillas por nuestra cuenta puede generar problemas adicionales, como una infección, moretones, cráteres en la piel, manchas, y por supuesto, más espinillas. La razón de seguro ya la conocemos: nuestra piel está cubierta con células muertas, mugre, grasas y una variedad de bacterias que pueden fácilmente ingresar por la lesión que dejamos al estrujarla.

En pocas palabras, reventar las espinillas es abrirle la puerta a los problemas, razón por la cual el dermatólogo Rajani Katta desaconseja en absoluto hacerlo. Pero entonces, ¿qué podemos hacer para luchar contra ellas?

¿Cómo solucionar el acné en cuanto aparece?

Si se trata de una ocasión especial y no te interesa que los barros sean el centro de atención, entonces puedes recurrir a un poco de maquillaje. Sin embargo, esto solo servirá para disimularlos en cierto momento; definitivamente no es una solución para el acné pronunciado o una espinilla en tu cara.

Ahora bien, si puedes esperar un poco más, entonces usa un ungüento tópico especializado que ayude a reducir la inflamación y haga “madurar” la espinilla para su salida espontánea.

Si no hay demasiada urgencia, ten en cuenta esto: las espinillas suelen desaparecer dentro de una semana aproximadamente. Así que un poco de paciencia no vendría mal, junto con buenos hábitos de higiene.

Esto es, lavarse la cara con un jabón adecuado, como indicamos en una nota previa, una vez por la mañana y una vez antes de ir a dormir por la noche. De no ser suficiente, puedes combinar este paso con el anterior y aplicar el un ungüento tópico que contenga un dos por ciento de ácido salicílico. Esto secará la espinilla y la estimulará para reventar por sí sola, sin que necesites estrujarla.

Algunos consejos para prevenir las espinillas

Ahora bien, sabemos que hay casos en los que el problema no es para nada momentáneo, sino que tiene un carácter crónico. Es entonces cuando conviene acudir a un especialista en estética, que contará con los productos, herramientas e higiene necesarias para hacer un buen trabajo sin que quede rastro alguno.

Lo cierto es que definitivamente no deberías ir al esteticista cada vez que te salga un grano, así que tu mejor opción para solucionar el problema literalmente de raíz es la prevenirlo.

Una buena rutina de higiene que incluya productos como los retinoides y el ácido salicílico evitará que las células muertas que tapan los poros se acumulen. ¡Y por nada del mundo duermas con el maquillaje!

Referencia:

Should You Pop Pimples, or Leave Them Alone? https://www.dollarshaveclub.com/content/story/pop-pimples-leave-alone