Una viróloga de Wuhan asegura que hay murciélagos que alojan otros coronavirus similares al SARS-CoV-2 con potencial de saltar a los humanos. Y tal como ha sugerido la directiva de la Organización Mundial de la Salud, Wuhan no es el único lugar donde es necesario investigar; las regiones fronterizas del sur y suroeste de China pueden abergar muchos de ellos.

Los proyectos de desarrollo de vacunas contra el coronavirus ya han arrojado excelentes resultados, y el mundo espera con ansias la distribución de las mismas para dar fin a la pandemia. Pero esta declaración nos recuerda que patógenos similares siguen allí afuera y la importancia de estar preparados para futuras pandemias.

Parientes del coronavirus capaces de infectar a los humanos podrían estar circulando en murciélagos en otras regiones de Asia

La Dra. Shi Zhengli, del reconocido y controversial Instituto de Virología de Wuhan, hizo el comentario durante un seminario web organizado por academias médicas y veterinarias francesas.

El año pasado, Shi y su equipo informaron que en China, en especial en las regiones fronterizas al sur y suroeste, había puntos críticos con alta diversidad genética de virus como el SARS. Esto, a su vez, sugiere una alta capacidad de cambio y también de saltar a los humanos.

A propósito de ello, un estudio publicado en octubre reveló que algunos de ellos ya eran capaces de infectar células humanas. “Creemos que estos coronavirus tienen un alto riesgo de transmisión entre especies” como los murciélagos “a humanos”, dijo Shi.

A su parecer, es probable que los parientes cercanos del causante de la COVID-19 estén circulando en la vida salvaje de los rincones más recónditos de China. Incluso fuera de sus fronteras, por lo que “no solo deberíamos buscarlos en China, sino también en los países del sur de Asia”, dijo Shi.

El misterio del huésped intermedio

El comentario resulta polémico considerando que la OMS también sugirió hace algunos días que la actual pandemia no necesariamente se originó en la ciudad de Wuhan. Ciertos estudios sugieren que el virus ya estaba circulando en algunas regiones de Europa meses antes de diciembre de 2019.

Hasta el momento, la idea de que el reservorio natural del SARS-CoV-2 lo constituyen los murciélagos es muy aceptada. Los científicos también creen que es probable que, antes de saltar a los humanos desde los murciélagos, el coronavirus pasó por un animal intermedio, pero aún no han logrado desentrañar dicho misterio.

Desconociendo esto, tampoco se sabe cuánto tiempo pudo haber estado circulando el coronavirus en dicho huésped intermedio, o el momento en que saltó a los humanos. Durante su intervención, Shi dijo que el patógeno pudo haber estado en una u otra especie “durante mucho tiempo” sin ser detectado como tal.

Los investigadores del Instituto de Virología de Wuhan no han encontrado aún el coronavirus en animales de granja ni en la vida silvestre alrededor de la ciudad, conocida como epicentro del brote.

No obstante, algunos estudios han sugerido al pangolín como este misterioso huésped intermedio. El problema con ello es que, si este fuera el caso, entonces es posible que el coronavirus haya saltado de los murciélagos a los pangolines fuera de China. Como indicamos en una nota previa, este animal está amenazado en este y otros países de Asia por su valor comercial basado en la medicina tradicional china.

Investigaciones sobre la pandemia deben continuar en China

Esta idea puede lastimar el ego de quienes creen fervientemente que el coronavirus salió del mismo laboratorio en el que trabaja Shi, o de China como tal. Sin embargo, la idea no resulta tan descabellada para otros expertos, como el Edward Holmes, virólogo de la Universidad de Sydney. Aunque no participó en el seminario, está de acuerdo en que el coronavirus pudo haber pasado mucho tiempo en el huésped intermedio o en los humanos.

“Es perfectamente posible que el evento inicial de transmisión entre especies no haya ocurrido en Wuhan o sus alrededores”, dijo Holmes. “Puede que ni siquiera haya sucedido en la provincia de Hubei, aunque obviamente hay una gran cantidad de animales posibles para probar para resolver esto”.

A pesar de ello, el profesor David Robertson, que estudia los virus en la Universidad de Glasgow, insiste en que las investigaciones deben continuar en China, precisamente por su conexión con los pangolines.

“Estamos bastante seguros de que los pangolines han contraído su virus, presumiblemente de los murciélagos de herradura, después de ser importados a China”, dijo Robertson, aunque tampoco asistió al seminario web.

El objetivo actual es conocer la trayectoria y las vías a través de las cuales ocurrió el cruce para evitar un episodio similar en el futuro. Pero siendo realistas, conocer las vías por las cuales el coronavirus saltó de los murciélagos a los humanos es un gran reto. El pesimismo no es infundado al considerar poco probable que algún día se aclare este misterio

Referencia:

Wuhan virologist says more bat coronaviruses capable of crossing over. https://www.theguardian.com/world/2020/dec/04/wuhan-virologist-warns-more-bat-coronaviruses-capable-of-crossing-over-covid-beyond-china

Escribir un comentario