Piezas de Scrabble que forman la palabra SEO

A estas alturas, ya nadie duda de lo importante que es para un negocio estar bien posicionado en los principales buscadores de Internet. La venta online representa un porcentaje cada vez mayor del total de ventas de las empresas, y el crecimiento parece no haber tocado techo, especialmente en España.

Por eso, para una empresa es muy importante que un cliente potencial que busque los productos y servicios que ofrece la encuentre a ella, y no a la competencia. Todos sabemos que raramente se supera la primera página de una búsqueda por Internet. Nos limitamos a consultar los primeros resultados que Google ofrece a nuestra consulta.

Si nuestra web aparece en las primeras posiciones después de que un consumidor realice su búsqueda, tendremos mucho ganado. La situación es parecida a lo que ocurre en una gran calle comercial, en la que nuestra web y la de nuestros consumidores son los escaparates. Si el cliente potencial no ve nuestra tienda, o no sabe que tenemos lo que busca, nunca entrará.

En este sentido, el objetivo de los consultores SEO (siglas en inglés de Search Engine Optimization) es que el consumidor potencial vea nuestro escaparate cuando busque uno de los productos y servicios que ofrecemos. Estos profesionales están especializados en marketing digital y diseño web y conocen cómo optimizar una página para sacarle el máximo rendimiento: dicho con otras palabras, saben qué hay que hacer para que la web sea más visible en los buscadores.

Hay muchas herramientas para lograrlo, pero un aspecto clave es encontrar palabras o grupos de palabras clave relacionados con nuestro producto y posicionarnos con ellos, para que cuando alguien los busque en Internet, aparezca nuestra web. ¿Cómo lograrlo? Aquí van algunas claves.

¿Cómo encontrar las mejores palabras clave para el posicionamiento SEO?

– No descartes ninguna idea: la mejor fórmula de dar con palabras clave que interesan a tu empresa es fomentar la creatividad y que todos aporten. ¿Qué palabras o frases se te ocurren cuando piensas en tu producto? No te cortes, piensa libremente y anótalas todas. Cuantas más, mejor. Ten en cuenta que muchas de ellas pueden estar ya muy usadas por la competencia, pero si no pones ataduras es probable que encuentres otras en la que los demás no hayan caído.

– Utiliza todas las herramientas a tu disposición: los profesionales de una agencia pueden ayudarte a realizar un estudio de palabras eficaz, pero tú puedes avanzar usando herramientas de libre disposición y muy útiles. Te sugerimos que utilices un planificador de palabras clave en Google: escribes tus ideas y esta herramienta te devuelve una serie de resultados, basados en las palabras clave que los usuarios utilizan para hacer búsquedas en Google relacionadas con esas ideas. Este proceso te ayudará a ampliar el catálogo de palabras que se te ocurrieron en la lluvia de ideas: quizá logres algunos cientos de palabras relacionadas con tu producto o actividad. Guárdalas y valora la conveniencia de incorporarlas a tu web.

Otras extensiones para Google, como SEMRush, Ahrefs, Keyword Surfing o SERanking, también pueden facilitar la búsqueda de las palabras clave. Estas herramientas nos dan una pista sobre tendencias y los volúmenes de búsqueda de diferentes palabras o frases clave. Así podrás seleccionar aquellas en las que haya más potencial.

Google Trends es una herramienta con una potencialidad muy específica. Con ella puedes observar en tiempo real las tendencias de búsqueda de ciertas palabras clave. Esto puede ser muy importante en negocios de temporada.

Afina en las palabras

Apostar por las palabras con más volumen de búsqueda no es necesariamente la mejor estrategia. Por eso, conviene contar con un estudio específico de palabras clave, realizado por profesionales. Deberá evaluar la prioridad estratégica del negocio y las palabras vinculadas a él, el conjunto del sector, el posicionamiento realizado por la competencia, la intencionalidad de búsqueda o la dificultad para posicionar cada palabra.

En este sentido, recuerda que se trata de generar tráfico de calidad para nuestra web: clientes potenciales que tras visitar la página tengan una gran probabilidad de comprar. En este sentido, no todas las búsquedas son iguales. Además, hay que tener en cuenta que las palabras con más volumen de búsqueda son también las más usadas por la competencia. Si acabas de lanzar la web y pretendes posicionarte con una palabra de alto volumen de búsqueda, será misión imposible.

Esto hará que sea difícil distinguirte y lograr una mejora del posicionamiento apostando por esas palabras. Conviene apostar por algunas palabras clave menos competitivas que te permitirán obtener resultados rápidos, y a partir de ahí apuntar a palabras más concurridas.

Comprueba regularmente

Una vez que hayas optimizado tu web, haz la prueba en Google. Y hazlo cada cierto tiempo: Internet cambia cada segundo y pequeños movimientos en las búsquedas pueden ir mejorando progresivamente tu posicionamiento. Así que no dejes de investigar y valorar nuevos términos: no hay una foto fija y pueden surgir oportunidades con palabras esenciales que marcan una diferencia sustancial para tu posicionamiento.