WarnerMedia supo cómo paralizar las expectativas del 2021 para la industria del cine, ya que, tras sus anuncios sobre las películas que se estrenarán el año que viene en HBO Max, las salas de cine podrían verse más afectadas que nunca. Inclusive más que en el presente 2020.

Por su parte, AMC está muy molesto con la estrategia de WarnerMedia, afirmando que la compañía pretende impulsar el éxito de su servicio streaming a costas de la pérdida y la posible bancarrota de las cadenas de cines.

AMC está molesto con Warner Bros.

Si bien ya conocíamos las intenciones de Warner Bros. de estrenar grandes títulos como ‘Wonder Woman 1984’ y el esperado Snyder Cut en HBO Max, así como de los rumores que apuntaban que más títulos se sumarían a la plataforma, el día de ayer HBO Max anunció su lista de estrenos del 2021, y créannos, las salas de cines quedan en segundo plano con esta planificación.

Desde ‘Dune’, ‘Matrix 4’ y ‘The Suicide Squad’, hasta otros 17 títulos importantes programados para el año que viene, HBO Max planea estrenarlas todas en su servicio de transmisión. Si bien hasta el momento no está claro bajo qué términos WarnerMedia estaría lanzando dichas producciones, el director ejecutivo y presidente de AMC Entertainment, Adam Aron, afirmó que la compañía ya está en conversaciones “urgentes” con la empresa.

“Estos tiempos impactados por el coronavirus son aguas inexploradas para todos nosotros, por lo que AMC firmó una excepción de HBO Max a las prácticas habituales para una sola película, ‘Wonder Woman 1984’, que Warner Brothers lanzó en Navidad cuando la pandemia parece que estará en su apogeo. Sin embargo, Warner ahora espera hacer esto para todas sus películas de 2021, a pesar de la probabilidad de que con las vacunas a la vuelta de la esquina, se espera que el negocio del teatro se recupere”.

En sus declaraciones, Aron asegura que es evidente que WarnerMedia tiene la intención de sacrificar gran parte de la rentabilidad de sus producciones en las salas de cine. Sin embargo, aclara que AMC hará todo lo posible por asegurarse de que Warner Bros. no potencie su plataforma streaming a costa de la industria de cine. “Buscaremos agresivamente términos económicos que preserven nuestro negocio”, aseguró.

Sin duda alguna, la decisión de WarnerMedia cae como bomba a las grandes compañías de salas de cine, sin embargo, les preguntamos: ¿no se lo esperaban? Con todo lo que ocurrió en este 2020, donde ir al cine quedó en un segundo lugar, reemplazado por el streaming y hasta los DVD’s, no debería extrañarnos que las grandes compañías como Warner Bros. y Disney decidan echarle más ganas a la transmisión.

No obstante, ¿debemos apuntar con un dedo y juzgar la decisión de WarnerMedia? La verdad es que es un tema que está abierto a debate, sobre todo porque el auge de un segmento podría significar la caída de otro, con todo y más, el despido de muchas personas que hacen vida en las salas de cines.

Cine vs. Streaming

Entendiendo que WarnerMedia no será la única gran compañía que anuncie sus lanzamientos en streaming, ya que se esperaría que Disney Plus también lo haga –sobre todo porque fueron los primeros en salir del molde con un gran estreno que saltó del cine a la transmisión–, es el momento de conversar sobre la fuerte competencia que existirá por la atención del consumidor.

Si bien antes de que todo esto del 2020 ocurriera, el cine y el streaming ya tenían una “breve” pelea por la atención de la audiencia, debemos admitir que existía un código sobre qué producciones merecían el status de “la taquilla” y cuáles solo estaban destinadas a verse a través de una pantalla pequeña.

Ahora, todo parece indicar que no hay producción muy grande ni muy pequeña para el streaming. En cambio, el foco está en ofrecer contenido fácil de consumir, directo desde casa, cuyo presupuesto se pueda enfocar en la producción y no en su publicación en salas de cines, para de igual forma seguir capitalizando audiencia.

Por si todas las palabras que dijimos previamente los confundieron, les resumimos: definitivamente, la llegada del coronavirus marcó un cambio radical en el consumo de ciertas industrias, sobre todo en la del entretenimiento.

Justo cuando muchos consideraban que la mejor forma de ver una película era en la pantalla grande, el distanciamiento nos obligó a conseguirle la belleza a estar en casa, en pijama y cuidándonos del virus que amenazaba al mundo exterior.

Es por eso, que ahora WarnerMedia y Disney Plus podrían preferir estrenar sus grandes producciones en sus propias plataformas streaming, no solo para capitalizar más suscriptores sino para aportar una nueva área de consumo que implica seguridad, cero exposiciones y hasta privacidad.

Siempre estuvo la posibilidad encima de la mesa de que los cines fueran los sectores que saldrían más perjudicados de todo esto, pero, esperamos que se genere una conversación educada entre los dueños de salas y las compañías que “ofrecen” sus películas para la gran pantalla, ya que, aunque algunos podrían adorar el formato streaming, otros siguen prefiriendo que títulos como ‘Wonder Woman 1984’ se estrenen con mayor dimensión y mucho mejor sonido.

Hasta el momento, solo nos queda esperar a más detalles sobre las conversaciones entre Warner Bros. y AMC, para entender cuál es la visión de los lanzamientos.

 

Escribir un comentario