Foto con acercamiento a la nariz de perfil de un hombre con bigote.
Vía Needpix.

En estos tiempos de pandemia, cada pequeño pedazo de información que podamos obtener del COVID-19 nos pone un paso más cerca de poder contrarrestarlo. Sin embargo, no todas las noticias que llegan de este nos ayudan a sentirnos más tranquilos. Como un ejemplo de esto tenemos el reciente anuncio de que el coronavirus podría llegar a nuestro cerebro a través de la nariz.

La investigación al respecto, recientemente publicada en Nature Neuroscience, podría implicar entonces que el SARS-CoV-2 tiene la posibilidad de afectar nuestro sistema nervioso central. De ser cierto, el coronavirus podría ser incluso más peligroso de lo que ya se lo considera.

La ciencia sospecha que el coronavirus podría llegar a nuestro cerebro desde nuestra nariz

Por los momentos, la información presentada apenas pertenece a los resultados preliminares de una investigación más larga. En consecuencia, aún no se pueden tomar acciones ni decisiones en base a ellos, es necesario esperar un poco más para tener respuestas definitivas en el tema.

Sin embargo, los rastros de SARS-CoV-2 en el sistema nervioso central encontrados en 33 autopsias distintas no nos pintan el mejor panorama. Como mencionamos, nada es seguro aún. Pero, entre lo que se ha llegado a conocer, se ha presentado a la nariz como el principal punto de entrada del coronavirus al cerebro.

Esto no sería una sorpresa, ya que es la nariz el punto de entrada principal para el virus al organismo en general. Ahora, se ve que sería específicamente el área nasofaringe la que podría estar presentando el espacio para que el virus se multiplique –y también para que se encamine a nuestro cerebro.

¿El SARS-CoV-2 puede cruzar la barrera hematoencefálica?

Por lo general, la barrera hematoencefálica actúa como el guardaespaldas privado del cerebro. Mientras el resto del cuerpo cuenta con el sistema inmunológico que todos conocemos, esta segunda barrera protege específicamente a nuestro centro de mando y es incluso más eficiente que su versión general para el organismo.

Sin embargo, incluso esta puede tener sus fallas. Por este motivo, algunos de los virus más pequeños y escurridizos aún pueden hacer su camino hasta nuestro sistema nervioso. Ahora, según lo que apunta la reciente investigación este podría ser el caso del coronavirus, lo que haría de la nariz y sus cavidades, los caminos de acceso al cerebro para el SARS-CoV-2.

Esto podría explicar mucho…

Para los investigadores tiene sentido el que el coronavirus pueda estar llegando al cerebro, ya sea a través de la nariz o de cualquier otra vía. Consideran que esto podría llegar a explicar los síntomas neurológicos asociados al COVID-19 como la pérdida del olfato o la supresión del gusto.

Aun así, nada de esto es aún seguro. Pero, de serlo, la información podría ser vital para entender el alcance de la enfermedad y de qué forma debemos tratarla.

Con esto en mente, los investigadores reconocen que hacen falta muchos más estudios. Esto sobretodo porque, al menos en las autopsias realizadas, los virus encontrados en el sistema nervioso central estaban más cerca de áreas que controlaban los procesos respiratorios y cardiacos, en lugar de los asociados sentidos como el olfato o el gusto.

Por este motivo, plantean la posibilidad de que incluso existan otras vías no identificadas aún por las que el virus podría ingresar al sistema nervioso central y causar estragos. En cualquier caso, para determinar esto serán necesarias más investigaciones. Por lo que, mientras tanto, deberemos seguir cuidándonos para evitar que el contagioso virus se siga esparciendo por el mundo.

Referencia:

Olfactory transmucosal SARS-CoV-2 invasion as a port of central nervous system entry in individuals with COVID-19 (2020) Nature Neuroscience: https://doi.org/10.1038/s41593-020-00758-5

The SARS-CoV-2 spike protein alters barrier function in 2D static and 3D microfluidic in-vitro models of the human blood–brain barrier (2020) Neurobiology of Disease: https://doi.org/10.1016/j.nbd.2020.105131