Mujer con mascarilla contra el coronavirus durmiendo sobre un sofá.

Como muchos saben, lo que ocurre a lo largo del día, junto con aquellas cosas que nos preocupan o ocupan nuestra atención, pueden afectar lo que soñamos. La pandemia no ha sido una excepción, y de hecho, un nuevo estudio revela el contenido de los sueños de las personas durante el confinamiento debido a la primera ola de coronavirus.

Los investigadores revelan en su artículo en PLOS One que muchos de los sueños de las personas durante dicho período iban cargados de emociones negativas, como ira y tristeza. Sin embargo, les llamó la atención que muchos también trataban sobre contaminación y limpieza, lo cual denota el impacto del cambio de hábitos en la pandemia.

Examinando las palabras en informes de sueños durante el primer confinamiento por el coronavirus

Hombre retirando su antifaz y despertándose luego de lo que pudo haber sido un mal sueño.
Los sueños que tuvieron las personas durante el primer confinamiento por el coronavirus tenían connotaciones de ira, tristeza, contaminación y limpieza.

El equipo examinó un total de 239 informes de sueños emitidos por 67 personas ubicadas en Brasil; estos correspondieron al momento en que se impusieron los primeros bloqueos, entre marzo y abril, tras la clasificación del brote como pandemia de parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para ello, aplicaron herramientas de procesamiento de lenguaje natural, con lo cual pudieron identificar palabras y similitudes semánticas asociadas al evento.

Fue así como descubrieron que, en efecto, hubo un aumento significativo a nivel estadístico del número de palabras relacionadas con la ira y la tristeza en los sueños pandémicos. Lo curioso fue que también hubo un aumento de los sueños que involucraban palabras relacionadas con la contaminación y limpieza.

Los investigadores escriben también que los sueños pandémicos presentaron más palabras en general. A pesar de ello, no notaron diferencias significativas en el número de palabras relacionadas con enfermedad, salud, muerte o vida. Tampoco encontraron mayores diferencias en el número de palabras relacionadas con emociones negativas o positivas.

El estudio reveló que el confinamiento por el coronavirus dio lugar a cambios drásticos en el contenido de los sueños de las personas. Esto “refleja una experiencia traumática colectiva, como suele ser el caso durante plagas, guerras y desastres naturales”, como indican los autores en su artículo.

Una forma de procesar el aislamiento y los nuevos hábitos

Los expertos en neurociencia y psicología están de acuerdo en que los sueños pueden ayudar a las personas a lidiar con las emociones en su vida y a aprender de sus experiencias. Quizás por ello es que encontramos con tanta frecuencia elementos de lo que procesamos mientras estamos despiertos en nuestros sueños.

Esto podría explicar las palabras encontradas en los informes de sueños de las personas que participaron en el estudio. El cambio de hábitos diarios, tanto de higiene como de movimiento fuera de casa, puede ser la razón por la que palabras relacionadas con la ira, la tristeza y la limpieza fueron tan comunes.

Varios estudios han confirmado que el confinamiento aumentó los niveles de ansiedad y malestar psicológico en muchas personas. De igual forma, muchas que quizás no prestaban tanta atención a la higiene de manos en el pasado, también han mostrado un cambio importante de comportamiento.

“Estos resultados corroboran la hipótesis de que los sueños pandémicos reflejan sufrimiento mental, miedo al contagio y cambios importantes en los hábitos diarios que impactan directamente en la socialización”.

Dicho esto, los autores concluyen que los resultados apoyan la hipótesis de que los sueños durante el confinamiento de la primera ola de coronavirus son una especie de representación de los desafíos que cada quien tuvo que enfrentar durante esta difícil etapa.

Ahora bien, esta no es la primera vez que la ciencia se preocupa por indagar el impacto de la pandemia sobre la salud psicológica y los sueños. De hecho, en una nota previa recopilamos cuatro estudios interesantes que revelaron que la llegada del coronavirus incrementó las pesadillas, y que las mujeres eran más propensas a ellas.

Referencia:

Dreaming during the Covid-19 pandemic: Computational assessment of dream reports reveals mental suffering related to fear of contagion. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0242903