China acaba conseguir otro logro importante para su nación ahora que un submarino de su manufactura ha alcanzado uno de los puntos de mayor profundidad en la Tierra. Luego de una misión que duró meses en la fosa de las Marianas, Fendouzhe –el nombre por el que se conoce al submarino– hizo historia alcanzando profundidades antes inexploradas por el país asiático.

Según comentó una cadena de noticias estatal de China, Fendouzhe – nombre que puede traducirse como ‘Luchador’– logró sumergirse hasta 35.791 pies bajo el nivel del mar. En otras palabras, superó los 10.909 metros de profundidad, alcanzando una distancia mayor a la altura del monte Everest.

El submarino tripulado inició esta misión el 10 de agosto del 2020. Sin embargo, China trabajó en su manufactura desde el 2016 con el apoyo de más de mil científicos y por lo menos cien institutos de investigación. Ahora, 4 años más tarde, el submarino ha ayudado a la nación ha hacer historia.

Explorando nuevas profundidades

Durante los meses que el submarino de China estuvo explorando la fosa de las Marianas, alcanzó diversos niveles de profundidad. En total, realizó 13 inmersiones y 8 de estas superaron los 10 mil metros (es decir, los 32,808 pies). La cifra récord en cuestión se consiguió el 10 de noviembre cerca de las 8 de la mañana según lo reportado por el medio China Daily.

Durante el resto del viaje, los tripulantes se encargaron de recopilar muestras de rocas y otros sedimentos para posteriores estudios científicos. Adicionalmente, durante este tiempo también debieron arreglárselas para superar “dificultades como tifones, lluvias y altas temperaturas”, según reportó también China Daily.

La marca de profundidad en la Tierra alcanzada por el submarino enorgullece a China

Al llegar a los 10,909 metros de profundidad en la Tierra, el submarino Fendouzhe impuso un nuevo récord para China. Gracias a este, la nación marca un nuevo hito en su desarrollo de equipos para submarinismo ultraprofundo. Un ámbito en el que han invertido recursos y tiempo de forma sistemática durante la última década.

Con esto, China ratifica su lugar como uno de los pocos países capaces de realizar investigaciones en el océano ultraprofundo (más a allá de los 3.500 mil metros). En este grupo se encuentran únicamente otras naciones como Estados Unidos, Francia, Rusia y Japón.

Regreso triunfal

La mañana del sábado 28 de noviembre, la embarcación principal “Tansuo-1” regresó al puerto de Hainan con Fendouzhe a bordo. Allí, la tripulación del submarino que llegó a uno de los puntos de mayor profundidad en la Tierra recibió una carta del propio presidente de China, Xi Jinping.

En la misiva, felicitaba a todo el equipo no solo por el exitoso viaje de investigación sino por lo que significaba el logro tanto para China como para el mundo. Esto ya que, con él, se ratifica la capacidad de la nación para desarrollar tecnología de punta para estudios a los que solo unos pocos países tienen acceso.

Tal parece que China se encuentra entonces en una racha de éxitos, ya que esta no es la única gran noticia rondando a la nación. De hecho, este mismo martes también han reportado la llegada del rover Chang’e 5 a la Luna para recoger muestras.

Escribir un comentario