La misteriosa mancha que yacía en la última página del diario de un explorador moribundo parece explicar cómo terminó su vida durante una excursión desastrosa en Groenlandia.

Un equipo de investigadores decidió examinarla a detalle para conocer su composición, y gracias a ello pudieron hacerse una idea del destino del explorador, aún cuando su travesía haya ocurrido hace más de un siglo. Sus hallazgos se publicaron en la revista Archaeometry.

Una expedición mortal

Jørgen Brønlund fue un inuit de Groenlandia que se aventuró en una expedición desde Dinamarca hasta la costa noreste de Groenlandia entre 1906 y 1908. La travesía fue liderada por el etnólogo danés Ludvig Mylius-Erichsen en compañía del cartógrado Niels Peter Høeg Hagen.

Desafortunadamente, la aventura tuvo un final sombrío, siendo Mylius-Erichsen y Høeg Hagen los primeros en morir por exposición prolongada al frío y agotamiento. Por su parte, Brønlund, logró llegar a una cueva protectora cerca del campamento base, según escribió en su diario, recuperado durante otra expedición realizada en marzo de 1908.

Mientras yacía congelado y hambriento en su refugio, anotó sus pensamientos finales en un diario. Pero por desgracia para los curiosos, manchó con una sustancia negra la parte inferior de la última página que había escrito.

Un informe publicado en 1908 en Scottish Geographical Magazine revela lo que decía la página final del diario: “Llegué a este lugar bajo la luna menguante y no puedo seguir por mis pies congelados y la oscuridad. Los cuerpos de los demás están en medio del fiordo”.

El misterio en el diario del inuit moribundo

Mancha negra extraída de la última página del diario del explorador sobre una tela blanca.
Mancha extraída de la última página del diario del explorador Jørgen Brønlund en su travesía en Groenlandia. Foto: Kaare Lund Rasmussen/SDU.

Y a pesar de que se supo su contenido, durante más de un siglo se mantuvo la duda respecto a la mancha. La mancha era tan intrigante que un investigador anónimo la retiró para su análisis en 1993 en el Museo Nacional de Dinamarca. Sin embargo, las técnicas de aquel momento no fueron suficiente para desvelar el secreto detrás de ella.

¿Qué sustancia podría haber manchado de esa forma la hoja de Brønlund? Fue precisamente para descubrirlo que se unieron un equipo de científicos recientemente, y aplicaron métodos novedosos que los ayudaron en su cometido.

Los investigadores descubrieron calcio, titanio y zinc en la muestra analizada, pero fue equivalente a no descubrir nada. Ninguno de estos elementos coincidiera con los que componen las formaciones rocosas conocidas hasta ahora en el noroeste de Groenlandia.

Fue por ello que procedieron con un análisis más minucioso el cual les reveló pistas más congruentes con la historia. Lo minerales que contenían estos elementos eran la calcita, rutilo y zincita, y fueron utilizado en la producción de caucho, lo que sugiere que la mancha negra correspondía a caucho quemado.

Una mancha en un diario: la evidencia del esfuerzo de supervivencia de un explorador en Groenlandia

Los investigadores creen que la mancha en el diario provino de una junta carbonizada en una estufa o quemador de queroseno que el explorador habría intentado encender dentro de la cueva en Groenlandia.

“En este momento, Brønlund había pasado hambre durante semanas, estaba cansado más allá de su capacidad y estaba helado”, escribieron los científicos en su documento. “Es probable que le temblaran las manos cuando usó las cerillas del depósito para precalentar y encender la estufa en la pequeña cueva”.

Pero lo más interesante fue que detectaron otros tres grupos de compuestos de origen orgánico: lípidos, como aceite vegetal, grasa animal y aceite de pescado; petróleo y heces humanas. Puede que, estando tan debilitado, en un intento por sobrevivir Brønlund haya intentado usar sus propias heces como combustible para encender la estufa.

El intento del explorador fue infructuoso, como su expedición en Groenlandia, y la mancha en su diario podría interpretarse como una evidencia de un esfuerzo de supervivencia.

Referencia:

In the darkest hour ‐ Analyses of a black spot on the last page of the diary of polar explorer Jørgen Brønlund (†1907). https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/arcm.12641?af=R

Escribir un comentario