La aterosclerosis, también conocida como endurecimiento de las arterias, se define como la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias en las paredes de las arterias. El proceso de la aterosclerosis genera una inflamación en la que están involucradas una variedad de proteínas diferentes, que al mismo tiempo están reguladas por la proteína CARD8.

Esta fue la conclusión a la que llegó un equipo de la Universidad de Örebro durante una investigación reciente que ha sido publicada en la revista Scientific Report. En su documento, recuerdan que la aterosclerosis es la causa principal de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, por lo que este hallazgo puede conducir a nuevos tratamientos.

“Hemos demostrado funciones completamente nuevas asociadas con CARD8. Estas pueden ser importantes en el tratamiento futuro de la aterosclerosis y otras enfermedades inflamatorias “, dice la investigadora de Örebro, Geena Paramel.

Suprimir el gen CARD8 para mapear las proteínas inflamatorias en la aterosclerosis

Los investigadores centraron su estudio en examinar el papel que juega la proteína CARD8 en las funciones de las células que recubren el interior de los vasos sanguíneos. Como es costumbre en este tipo de estudios, suprimieron el gen CARD8 para mapear las proteínas afectadas por su ausencia y así mapear las proteínas reguladas por ella.

El equipo descubrió que la proteína CARD8 está estrechamente relacionada con la inflamación asociada a la aterosclerosis. Los resultados muestran que los niveles altos de la misma propician también niveles alterados de otras proteínas inflamatorias que influyen en el endurecimiento de las arterias que caracteriza la enfermedad.

“Nuestro estudio muestra que CARD8 juega un papel crucial en el proceso inflamatorio en la aterosclerosis”, afirma Paramel, una quien es profesora principal de biomedicina en la Universidad de Örebro.

CARD8 podría estar relacionada con otras enfermedades

El hallazgo se confirmó también al examinar un grupo de personas diagnosticadas con la enfermedad, una tarea que llevaron a cabo junto con investigadores del Karolinska Institutet. Sin embargo, estudios previos también habían sugerido que las personas con una variación genética del gen que produce la proteína CARD8 tenían también otras proteínas inflamatorias alteradas en su cuerpo.

Dicho esto, a los expertos no les extrañaría que este mismo gen estuviera relacionado con otras enfermedades relacionadas con la inflamación. Por esta razón, el equipo de Örebro está planificado un monitoreo continuo de la proteína para comprender mejor su papel en los procesos inflamatorios que, como muchos saben, también intervienen en el desarrollo de tumores.

Pero más importante aún, este hallazgo tiene el potencial de conducir al desarrollo de nuevos medicamentos para la aterosclerosis siguiendo la vía de la proteína CARD8.

Referencia:

Expression of CARD8 in human atherosclerosis and its regulation of inflammatory proteins in human endothelial cells. https://www.nature.com/articles/s41598-020-73600-4

Escribir un comentario