Tras la victoria de Biden, es mucho lo que se dice. El demócrata aún no toma formalmente la batuta de Estados Unidos, incluso la contienda electoral no se ha definido del todo.

Biden ha ganado la presidencia, pero no se tiene claro quiénes serán los que controlen el Congreso de los EE.UU. Situación que mantiene a los estadounidenses en un ambiente de incertidumbre, no solo por eso, sino que la toma de decisiones se podría complicar. Es claro, que se podría presentar un enfrentamiento de poderes.

Ahora bien, cuando hablamos de tecnología, ¿qué hallamos? Un grupo de grandes empresas investigadas por prácticas monopolísticas. Senadores demócratas y republicanos coinciden en que compañías del Big Tech usan su poderío para ahogar a la competencia.

Gigantes tecnológicos podrían perder inmunidad 

Empresas del Bich Tech no solo ahogan a la competencia, sino que abusan de las leyes para manejar información a su antojo, según los senadores.

Facebook y Twitter han sido señaladas de valerse de la sección 230 para justificar sus acciones en las plataformas sociales. ¿Cuáles? Limitar el contenido que allí se publica, aun cuando la información suministrada es de interés para el público en general.

Situación que ha llevado al senado a citar a estas organizaciones con el propósito de discutir la sección 230. Convocatoria que dejó ver altas posibilidades de  revocar la ley, y eliminar así la inmunidad que protege a estas empresas.

En el caso de Twitter, los republicanos la acusan de censura y sesgo anticonsevador. Pero, ¿por qué?, porque la plataforma etiquetó varios de sus Tweets como carente de información. Ahora bien, cuando hablan de prácticas anticonservadoras, se refieren al hecho de que la red bloqueó el acceso a una información publicada por el New York Post que ponía en entre juicio la reputación de Biden. Todo esto durante la campaña presidencial.

Por el contrario, Twitter ha rechazado estas acusaciones, alegando que las actualizaciones de sus políticas se hacen pensando en su comunidad y en brindar una información confiable.

Por su parte, los demócratas han señalado que les preocupa el “discurso de odio y las teorías de la conspiración” que usan estas plataformas para engañar a los usuarios e incitarlos a ser partícipes de grupos que solo buscan jugar con la mentalidad de las personas, haciéndolos caer en cadenas de mentiras.

Demanda en contra de Google

Biden también tendrá que enfrentarse a una demanda pendiente en contra de Google. ¿Qué pasará con este lío legal? ¿Seguirá en pie o el demócrata tomará otras medidas para castigar al gigante tecnológico?

Google es acusada de abusar de sus herramientas de búsqueda y la publicidad en línea para hacer crecer aún más su negocio, y socavar a la competencia. Es tanto el potencial de la empresa de Montain View, que además de usar Android, le paga a Apple para que utilice como buscador predeterminado el suyo. Una clara señal de que no deja espacio para la competencia.

Por otro lado, la empresa de Zuckerberg es señalada de violar la privacidad de sus usuarios. Además de poseer un algoritmo de recomendaciones que estimula a las personas a caer en grupos de odios.

Facebook es “un problema real”, según Biden

Biden se ha referido a Facebook como “un problema real”.  Y no solo él,  Kamala Harris en retiradas ocasiones también ha criticado a esta empresa, se refiere a ella como una compañía que sabe todo de ti, desde que haces hasta a dónde vas.

Inclusive, recientemente salió a luz un nuevo rumor que indica que la compañía de Zuckerberg podría recibir dos demandas por prácticas monopolísticas antes de finalizar el 2020, las cuales están sustentadas por 40 estados. De ser cierta esta información, Facebook se encontraría bajo la misma situación que Google.

¿Cómo enfrentaría Biden este caso? A nuestro juicio, Facebook se las podría ver mal, ya que es una empresa que no está siendo muy bien vista ni pos demócratas ni por republicanos. ¿Tendrá Facebook que desprenderse de algunas de sus firmas?

Los gigantes tecnológicos han manifestado que se defenderán ferozmente ante los ataques y demandas recibidas. Entonces, ¿a qué se enfrentará Biden? Sin duda a un clima bastante complicado, donde tendrá muchas decisiones que tomar, y de ganar los republicanos el senado, estas se complican aún más.

Escribir un comentario