La compresión es un proceso informático que se basa en la reducción del peso o de tamaño de cualquier elemento a través de algoritmos diseñados para ello. En ese sentido, hablamos de un proceso sumamente útil en todos los ámbitos que impliquen archivos muy pesados. Cuando trabajamos con archivos para la web, siempre será necesaria esta reducción y por ello te presentaremos una opción para comprimir videos.

Su nombre es Video Compressor y ofrece un mecanismo realmente fácil para reducir el tamaño de cualquier video en cuestión de segundos.

La manera de comprimir videos en un par de clicks

Siempre será necesario comprimir cuando tenemos archivos para web y si se trata de videos, mucho más. Esto se debe a que las páginas web ameritan tiempos de carga cortos para cumplir con lo requerido por Google para un buen posicionamiento. En ese sentido, si subimos un archivo demasiado pesado, el sitio podría cargar demasiado lento. Aquí es donde entran en juego los procesos de compresión orientados a cada tipo de archivo y en el caso de los videos, podemos contar con Video Compressor.

Esta aplicación se caracteriza por su sencillez, no cuenta con demasiadas opciones, solo comprime, pero lo hace realmente bien. En ese sentido, al ejecutarlo nos recibirá una interfaz muy simple con una barra para cargar el video y un botón para comenzar el proceso.

Para seleccionar el video que quieres comprimir, solo tendrás que hacer click en el botón “Choose a video”. Esto abrirá la ventana del explorador y te permitirá seleccionarlo directamente. Al cumplir este paso, ejecuta la compresión desde el botón ubicado debajo de la barra y en la parte inferior de la ventana podrás ver el progreso de la acción.

Al finalizar, tendrás tu archivo con un peso muchísimo menor al del archivo original y preparado para subir a la web. De esta forma, podrás comprimir videos, sin perder calidad y bajo un proceso muy sencillo.

Para obtener Video Compressor, sigue este enlace.