El 2020 ha sido sin duda un año que nos ha dado muchos más acontecimientos extraños de los que ya siquiera podemos contar. Ahora uno nuevo se une a la lista con la aparición de un misterioso monolito de metal en el desierto de Utah, Estados Unidos.

Según parece, el primer avistamiento se realizó el 21 de noviembre de este año y, hasta ahora, no hay muchas pistas sobre su origen o el por qué está allí. Por esto, hasta el momento, el monolito solo se ha convertido en un receptor de múltiples especulaciones.

Según un reportaje realizado por KLS TV, el equipo de investigadores que hizo accidentalmente el descubrimiento se encontraba sobrevolando un área del desierto de Utah avistando borregos cimarrones. En otras palabras, este monolito ha llegado a nuestro conocimiento sin que nadie lo buscara y, definitivamente, sin que lo esperáramos.

¿Un descubrimiento del otro mundo?

Los miembros del Departamento de Seguridad Pública de Utah se encontraban en una misión conjunta con los integrantes de la División de Recursos de Vida Silvestre de Utah cuando todo ocurrió. Según parece, mientras sobrevolaban en helicóptero el área a estudiar, uno de los tripulantes divisó un objeto extraño entre las rocas.

Según parece, su insistencia fue tal que logró convencer al equipo de dar la vuelta para poder dar un segundo vistazo. Una vez allí, ninguno de los tripulantes lo podía creer, como salido de la película 2001: Odisea Espacial, en el medio de un anfiteatro natural de roca se encontraba un prístino monolito de metal.

El equipo no perdió el tiempo y rápidamente tomaron fotografías del particular hallazgo. Luego de esto, reportaron su avistamiento desde su cuenta en Instagram:

“Contando ovejas de cuerno grande con [el Departamento de Recursos para la Vida Silvestre] esta semana. Durante los conteos nos encontramos con esto, en medio de la nada, enterrado profundamente en la roca. Las mentes inquisitivas quieren saber, ¿qué diablos es? ¿Alguien?”

Durante una entrevista posterior, el piloto del helicóptero, Bret Hutchings, de comentó a KLS TV que:

“[Todos en el equipo] Estábamos bromeando acerca de que si uno de nosotros desaparecía repentinamente, el resto de nosotros huiría”.

Sobre el misterioso monolito de metal encontrado en el desierto de Utah

Fotos del monolito de metal en el medio de unas rocas del desierto de Utah.
Crédito: Departamento de Seguridad Pública de Utah.

Según las observaciones que los investigadores compartieron con KLS TV, el monolito podría medir desde tres metros hasta poco más de tres metros y medio de altura. Este detalle se puede apreciar con más precisión gracias a la foto que se tomó posteriormente, en la que se ve a una persona de tamaño promedio de pie junto al monolito.

Una vez pasado el shock inicial, el equipo entonces llegó a teorizar que la estructura debía tratarse de un objeto perteneciente a la NASA. Sin embargo, pronto vieron que realmente el monolito de metal no parecía tener ninguna utilidad verdadera en su solitaria ubicación dentro del desierto de Utah.

Al final, la teoría con la que todos quedaron de acuerdo posiciona al monolito como una posible “obra de arte” dejada allí haciendo una clara referencia a nuestra cultura de ciencia ficción y los viajes al espacio. Sobre todo cuando se considera que el paisaje arenoso y con piedras arcillosas de hematita oxidada tienen un gran paralelismo gráfico con lo que sabemos de la superficie de Marte.

¿En qué parte del desierto de Utah está el monolito?

Todo el equipo ha tomado la decisión de mantener este pequeño detalle en secreto. Según su percepción, el monolito de metal de encuentra en un área del desierto de Utah en la que los escaladores amateurs fácilmente podrían quedarse atascados. Por lo que, para evitar la tentación, se abstendrán de revelar su ubicación exacta.

Por ahora, no hay mucha información disponible sobre este monolito. Aun así, con tan solo ver las fotos, podemos entender que este no es una creación antigua como por ejemplo las ruinas de Stonehenge o las estatuas de la Isla de Pascua.

Pero incluso ya de estos ejemplos tenemos indicios sobre sus métodos de construcción y las culturas que los colocaron allí. Ahora, ¿pasará lo mismo con el monolito de Utah? Tendremos que esperar para averiguarlo.

 

 

 

 

Escribir un comentario