La pandemia del COVID-19 ha alcanzado ya a más de 59 millones de personas en todo el mundo. De estas, poco más de 2 millones de estas pertenecen a Rusia. Pero la nación no solo se ha destacado por ser uno de los países más afectados por la enfermedad, sino también por la vacuna candidata rusa que están creando contra el coronavirus.

Desde sus inicios, la vacuna ha estado rodeada de polémicas y desconfianza. Sin embargo, a pesar de las críticas, los rusos no han detenido su paso para sacarla adelante.

A estas alturas, la vacuna no se ha masificado en su territorio, pero está en camino a ello. Mientras tanto, también se habla ya de su transporte a otros países. Incluso, el director del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Kirill Dmitriev, ha comentado que se espera producir al menos más de mil millones de dosis fuera de Rusia.

Inmunizar a las personas con la vacuna rusa costará menos de 20 dólares

Uno de los puntos más novedosos que se ha dado a conocer sobre la vacuna rusa contra el coronavirus tiene que ver con su precio. Según se ha anunciado, cada dosis de esta podría costar menos de 10 dólares.

Como ya sabemos, el modelo diseñado por el laboratorio Gamaleya requiera de la colocación de dos dosis para considerar el proceso de inmunización completo. Por este motivo, en total, el total a pagar por individuo debería ser un poco menos de 20 dólares.

Según parece, la vacuna rusa, conocida como Sputnik V, ha sido planeada de este modo para competir con las otras candidatas de otros países. Por lo menos, se espera que las dosis de otras farmacéuticas como Moderna y Pfizer estén entre los 15 y los 25 dólares cada una –acá también se requerirían dos por persona–. En este terreno, tal vez solo estaría a la par con la vacuna de Oxford y AstraZeneca que se venderá a precio de costo en algunos países.

La polémica tras la vacuna rusa contra el coronavirus

En agosto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, presentó a su candidata rusa como la primera vacuna contra el coronavirus creada en el mundo. Sin embargo, para este momento, esta no había siquiera terminado los procesos de evaluación en tres fases que todos estos compuestos deben pasar para que se puedan oficializar.

Aun así, rápidamente recibió la autorización del gobierno para que se reprodujera y distribuyera en el país –incluso con los ensayos incompletos–. Por ahora, no se ha vuelto general, pero se la ha comenzado a ofrecer al personal de alto riesgo como los profesionales de la salud, los funcionarios policiales y por educadores.

Para cuando esta distribución inició, el laboratorio Gamaleya apenas se encontraba empezando el estudio de fase tres pensada para 40 mil voluntarios. Ahora, meses más tarde, mientras la distribución de la vacuna se daba libremente, algunos resultados iniciales finalmente llegan.

Sputnik V, lo que se sabe hasta ahora

Al final, el estudio de fase tres de Gamaleya se terminó dando en una muestra de 18 mil voluntarios en lugar de 40 mil. A mediados de este mes, los resultados preliminares mostraron a la vacuna rusa contra el coronavirus como un 92% efectiva.

Ahora, finalizándolo, un nuevo comunicado de este martes ha bajado dicha eficacia a 91,4%. Estas nuevas cifras han venido de la lectura completa de los más de 14 mil participantes que recibieron la vacuna contra los más de 4 mil que recibieron el placebo. De entre los primeros solo se detectaron 8 casos de COVID-19, mientras que entre los segundos hubo 39.

A pesar de las aparentemente prometedoras cifras, estas conclusiones se han realizado con muestras mucho menores en comparación con sus contrapartes europeas y americanas.

Por ejemplo, el 94,5% de efectividad de Moderna se obtuvo luego de estudiar 95 casos totales de COVID-19. Además, el 95% reportado por Pfizer se consiguió al analizar 170 cuadros de coronavirus. Asimismo, el 90% de eficacia presentado por la candidata de Oxford también se obtuvo luego de obtener 131 casos de estudio dentro de su muestra.

Incluso con este conocimiento, la vacuna rusa contra el coronavirus no se detiene. Por esto, se ha planteado que la vacunación masiva y gratuita en Rusia en el 2021, según comentó la viceprimera ministra, Tatyana Golikova. Mientras tanto, para el mundo estas vacunas también llegarán el año que viene, pero a poco menos de 10 dólares.

Escribir un comentario