chip M1 de Apple

El chip de silicio de Apple, el M1, promete revolucionar el mundo de los ordenadores. Un procesador basado en la arquitectura ARM, dotado de muchas características que garantizan un mejor rendimiento de nuestros equipos. Incluso, tras su presentación ha sido sometido a pruebas, las cuales lo han categorizado como uno de los mejores, posicionándolo por encima de nVIDIA y AMD.

Sin embargo, este chip es un nuevo procesador. ¿Qué significa esto? Que es un dispositivo poco conocido en el mercado de los ordenadores. Además de que la transición de un procesador a otro acarrea grandes cambios, básicamente en el proceso de adaptación por parte de los usuarios.

La realidad es que al observar la especificaciones de las MacBook Pro, MacBook Air, y Mac Mini nos encontramos con características que pueden no adaptarse al perfil de un profesional, por ejemplo. Con base en ello, te presentamos tres razones que deberías considerar antes de adquirir una de las nuevas Mac de Apple, y que posiblemente te motiven a esperar por una nueva generación ordenadores Apple u otra versión del chip M1.

Mac con mejores diseños

Como bien se sabe, Apple no renovó el diseño de las MacBook y Mac Mini que preceden a los nuevos ordenadores con M1. Los modelos son los mismos que usan para los procesadores Intel. La diferencia acá radica en el espacio destinado para el nuevo procesador. En el caso de la MacBook Air se libera un poco más de espacio, porque carece de ventilador.

MacBook Air
Vista de la placa base de una MacBook Air: sin ventilador

Sin embargo, estos nuevos modelos comparten algunas similitudes, casi la misma pantalla, obviamente el mismo chip M1, cantidad de puertos y memoria RAM. En estos dos últimos puntos reside una de las razones que te pueden llevar a esperar para adquirir uno de estos modelos. ¿Por qué? Porque estos equipos limitan su funcionamiento a 16 GB de RAM y a dos puertos USB-C.

Es probable que el chip M1 no requiera un mayor uso de memoria RAM, no obstante, la realidad es que la memoria en los equipos de generación anterior podría expandirse hasta los 64GB. Es bastante la diferencia, y quizás represente una limitante para usuarios profesionales.

Toma de los puertos USB de una MacBook con M1
MacBook con dos puertos USB-C

Por otro lado, contar con solo dos puertos Thunderbolt 3 / USB 4 es otro punto negativo. Esto se debe a que limita las opciones de insertar varios dispositivos en estos, por lo cual los usuarios se verían forzados a recurrir a hubs USB para concentrar más puertos.

Una segunda versión del chip M1

En el sitio de noticias AlKhaleej Today se comenta que el MacBook Pro con Intel se sometió a pruebas de velocidad para evaluar su rendimiento. Este arrojó como resultado una “puntuación de 397 (un solo núcleo) y 1616 (de varios núcleos), mientras que el modelo de 2.0 GHz obtuvo una puntuación de 436 y 1929, respectivamente”. El sitio web señala que estos valores son aceptables, ya que a diferencia de los nuevos ordenadores Mac estos incluyen más puertos y más memoria RAM.

El medio sugiere que un “chip M2 o M1Z está en el horizonte”. Incluso, que una Macbook Pro de 14 y 16 pulgadas están en desarrollo. De ser cierta esta premisa, esta podría ser la segunda razón para esperar por un nuevo equipo Mac que se adapte a nuestros requerimientos.

Período de transición de Intel a ARM

Las transiciones son largas, períodos donde las empresas deben actualizar sus aplicaciones para que sean compatible con la nueva arquitectura. En este caso con la arquitectura ARM de Apple.

Hasta ahora, algunas empresas se han sumado a la causa y han lanzado mejoras en su apps pensando en el chip M1 de los de Cupertino. No obstante, una de las más esperadas es la de Windows 10, soporte que depende exclusivamente de Microsoft, así lo ha dejado saber Apple.

Por el momento, hay aplicaciones que no se pueden ejecutar de forma nativa, sino por virtualización. Algo quizás te parezca engorroso, y que te motive a esperar un poquito más, hasta que lancen mejores actualizaciones de aplicaciones que se adapten a tu perfil.

Sin duda, el chip M1 pronostica grandes cambios. Sin embargo, esperamos que los tres factores señalados acá te ayuden a tomar una mejor decisión con respecto a adquirir o no una de las nuevas Mac de Apple.