Mano sosteniendo una jeringa, de
Crédito: Jens Krick/Flashpic/Picture Alliance.

Las noticias sobre la nueva posible vacuna contra el COVID-19 no se detienen. Luego de que Pfizer presentara un comunicado de prensa en el que declaraba que su candidata era un 95% efectiva, el mundo ha visto una nueva luz de esperanza. Ahora, para continuar con esa línea, el dúo creador de la vacuna,Pzifer y BioNTech, se prepara para pedir una autorización de uso de emergencia a la FDA (Food and Drug Administration).

Con esta, las empresas podrían iniciar prontamente la distribución de al menos los primeros lotes de su vacuna. Unos que, además, habían preparado de antemano para poder reaccionar con rapidez en caso de que los resultados de los ensayos fueran favorables.

BioNTech y Pfizer solicitarán la autorización de emergencia de la FDA

Según reporta la AFP, a través de una entrevista por Zoom, el cofundador y CEO de BioNtech, Ugur Sahin, comentó que las solicitudes pertinentes se enviarían el viernes. Durante el jueves, Pfizer estuvo preparando todos los documentos necesarios para este fin.

Una vez entregados, solo quedará esperar por la revisión, y posible aprobación, de la FDA. Con esto, las compañías tendrán la posibilidad de distribuir sus vacunas en el territorio estadounidense de forma inmediata –siendo este un permiso que solo se otorga en situaciones de crisis, como la actual pandemia–.

¿Cuándo deberemos esperar para que esté disponible la vacuna?

Como vemos, llegando a finales de este mes Pfizer ha cumplido con sus afirmaciones iniciales, que aseguraban que ella y BioNTech pedirían la autorización especial de la FDA a mediados de noviembre.

Ahora, la siguiente fase implica que el organismo regulador revise los datos entregados por Pfizer y BioNTech. Las empresas, una estadounidense y la otra alemana respectivamente, también piensan revelar los datos de sus estudios de fase 3 pronto. Esto con la finalidad de que sus pares en el mundo científicos puedan correr sus propias evaluaciones y comprobar la veracidad de los datos.

Mientras tanto, no se sabe cuánto tiempo podría la FDA revisando la eficacia y seguridad de la vacuna. Igualmente,  no ha dado pistas sobre una posible fecha de aprobación.

Sin embargo, tanto Sahin como Moncef Slaoui, jefe científico de la operación estadounidense para desarrollar una vacuna, han estipulado que posiblemente la FDA de la autorización para la vacuna de BioNTech y Pfizer durante diciembre. Por lo que, aún existe la oportunidad de que las primeras dosis de esta lleguen al público antes del 2021.

Pfizer y BioNTech no son los únicos competidores

Con su anuncio, claramente BioNTech y Pfizer se han colocado a la cabeza en la carrera por llevar al mundo una vacuna capaz de contrarrestar el COVID-19. Sin embargo, no son los únicos que se encuentran bastante cerca de la meta.

Meses atrás Rusia presentó la vacuna Sputnik V como una candidata fuerte con un 92% de efectividad. Sin embargo, la falta de información completa sobre los ensayos la han hecho menos confiable ante los ojos del mundo. Ahora, casi en paralelo con el anuncio de Pfizer, otra competidora estadounidense (Moderna) ha comentado que su propia vacuna promete un 94,5% de eficacia. En resumen, sus capacidades se podrían comparar a las de la vacuna de Pfizer.

En gran parte esta similitud entre ambas vacunas podría venir de la mano del proceso del que han nacido. Ambas parten del un novedoso método que utiliza “ARN mensajero” o ARNm para contrarrestar la infección por COVID-19. Por ende, su forma de enfrentarse al SARS-CoV-2 es similar, lo que explica los resultados parecidos.