Corazón de plástico rojo intenso sostenido con ambas manos por una persona en camisa gris sobre fondo gris.
Vía PixHere.

En la actualidad, este trastorno anímico cada vez afecta a un mayor volumen de la población del mundo. Por esto, saber cómo abordarlo es vital para poder hacerle frente a él y a sus variadas consecuencias. Con la finalidad de conocer un poco más de estas últimas, un nuevo estudio se ha enfocado en ilustrar la relación entre la depresión y la salud cardiaca.

Sobre la depresión y la salud cardiaca

Según lo reportado en el estudio publicado recientemente en Heart American Association, la depresión y la salud cardiaca ya han mostrado en otras oportunidades su posible relación. Sin embargo, esa nueva investigación se ha dedicado a explorar con más cuidado el vínculo cercano que parece haber entre este trastorno y una mayor incidencia de problemas cardiacos.

Para realizar esta investigación, contaron con una muestra inicial de más de 5 mil personas. De estas, poco más de 4 mil mostraron en las encuestas y en sus antecedentes una relación entre la depresión y su salud cardiovascular.

A través de un cuestionario conocido básico se identificó si los participantes tenían o no síntomas depresivo. Sumado a esto, se trabajó con las medidas Life Simple 7, que incluyen evaluaciones de aspectos como la dieta, el peso, la actividad física, el azúcar en la sangre, la presión arterial y el tabaquismo en las personas.

Gracias a toda esta investigación, los científicos contaron con una muestra lo suficientemente heterogénea tanto en género como en edad para comprender que la relación entre la depresión y la salud del corazón va más allá de estos factores.

Personas con depresión tuvieron hasta 3 veces más posibilidades de tener problemas cardiacos

Los investigadores encontraron tres clasificaciones para los participantes que se evaluaron. En primer lugar, estaban aquellos sin síntomas depresivos, que se contaron como el control de la muestra. En segundo estaba aquellos con depresión leve o moderada y, en tercero, aquellos con casos severos.

Según lo observado por las encuestas y los registros médicos, aquellos que entraron en la segunda categoría tenían una posibilidad 1,4 veces más grande de desarrollar problemas en el corazón con respecto al grupo control. Siguiendo esta línea, aquellos con depresión severa se mostraron hasta 3,1 veces más propensos a desarrollar complicaciones de salud cardiaca.

¿Cómo se relaciona la depresión con la salud de nuestro corazón?

Esta es una pregunta que aún no tiene una respuesta concreta. Por ahora, las investigaciones han logrado comprobar un vínculo fuerte entre ambas condiciones. Pero, hasta los momentos no se han precisado los mecanismos detrás de dicha relación.

El investigador principal, Dr. Brent Medoff, plantea tentativamente que esta relación podría darse por diversos motivos. Entre ellos, se cuentan la falta de actividad física debido a la depresión, el bajo cuidado personal o la falta de acceso a medicamentos apropiados. Sin embargo, aclara que, para poder determinar esto con claridad, es necesario que se hagan nuevas investigaciones.

Actualmente, ya se sabe que la depresión puede ser “hereditaria” al aumentar la propensión a ella en los niños cuyas madres estuvieron deprimidas pre y post parto. Igualmente, sabemos que su indecencia también se relaciona con un aumento en el consumo de cigarrillos, así como también en el uso de marihuana.

Aún así, esto no implica que los componentes de la depresión son totalmente conductuales. De hecho, se ha visto que su presencia puede hacer cambios negativos en las plaquetas sanguíneas. Un detalle que, llevado a sus peores consecuencias, puede causar un alto riesgo de coagulación que derive en problemas cardiacos y de circulación.

“Básicamente, esta evidencia dice que realmente necesitamos comenzar a evaluar a las personas para detectar síntomas depresivos”, dijo la profesora y decana asistente de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Kentucky en Lexington, Debra Moser. Esto ya que, conociendo otra consecuencia de salud grave causada por la depresión es importante aprender a detectarla y tratarla rápidamente antes de que derive en condiciones más severas.

Referencias:

P1923 – Depression Worsens Cardiovascular Health: A Population-based Cohort Study (NHANES, 2015-16) (2020): https://www.abstractsonline.com/pp8/?_ga=2.163795903.1679679606.1602008177-545131344.1565642004&_gac=1.126052095.1601320366.CjwKCAjw5Kv7BRBSEiwAXGDElZrUAzQ_Ml9tz8GNh6qAGFAaOHOOUpKMR9AbuVuZqqVf08oIpg-8ohoCEPcQAvD_BwE#!/9144/presentation/37907

Depression and Coronary Artery Disease. The Association, Mechanisms, and Therapeutic Implications (2009): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2719442/