Escena de Gambito de Dama de Netflix

Sin duda alguna, el éxito de la serie ‘The Queen’s Gambit’ supo cómo tomar por sorpresa a todos. No porque la trama de la serie no tuviera con qué impactar, sino porque se centra en un mundo competitivo que no muchos se podrían haber tomado en serio: el de los juegos de ajedrez.

Así como lo leen. Además de darnos a conocer la historia de un personaje ficticio, de una mujer huérfana que desde pequeña ha dependido del abuso de fármacos y que solo pretende ser la mejor en el deporte del ajedrez, ‘The Queen’s Gambit’ ha logrado lo que nadie consideró que podría ocurrir, el reposicionamiento del ajedrez.

El ajedrez se puso de moda en el 2020

Desde los últimos años, el ajedrez ha experimentado un resurgimiento, en parte, gracias a la influencia del actual campeón mundial del deporte, Magnus Carlsen, cuya historia también está actualmente disponible en la plataforma de Netflix.

Quienes vieron la serie, posiblemente admitan que nunca se esperaron que una historia dramática centrada en las competencias de ajedrez pudiera ser tan atrapante. Pero, sin duda, el gigante del streaming sabía el diamante que tenía en sus manos, ya que se asesoran con Garry Kasparov –el ex campeón mundial y ampliamente considerado como uno de los mejores jugadores de ajedrez–.

“Creo que el ajedrez está aumentando ahora en Estados Unidos y en todo el mundo”, le dijo Kasparov a Christiane Amanpour de CNN. “Pero creo que esta serie hace un gran trabajo promocionándolo aún más (…) porque ayuda a refutar la imagen del juego de ajedrez como algo que podría convertirte en un nerd, o simplemente volverte loco”, agregó.

Netflix y el COVID-19 lo trajeron “de vuelta”

Si somos objetivos, la Federación Internacional de Ajedrez ha afirmado que en los 10 días posteriores al lanzamiento de ‘The Queen’s Gambit’, las búsquedas de las palabras “juegos de ajedrez” en eBay aumentaron en un 273%, lo que equivale a una búsqueda cada seis segundos.

Si bien la FIDE asegura que es demasiado pronto para afirmar que este aumento se debe únicamente al estreno de la serie –ya que la pandemia también revalorizó la búsqueda y compra de los juegos de mesa–, hay que admitir que la producción de Netflix puede haber sido ese empujoncito que se necesitaba.

“La comunidad del ajedrez se enamoró de la serie porque retrata con éxito diferentes aspectos del ajedrez en toda su riqueza: es bastante fácil de jugar, pero también lo suficientemente complejo como para plantear un desafío”, agregó un portavoz de la FIDE a conversaciones con CNN Sport. “Es nerd, pero también genial y de moda. Es intensamente competitivo, pero lleno de personajes interesantes, creativos y coloridos. Estamos muy contentos de que gracias a este programa tanta gente esté descubriendo o redescubriendo el ajedrez”.

Sin embargo, aunque pensarían que nada tiene que ver la diferencia de género con la práctica del ajedrez, como se ve en ‘The Queen’s Gambit’.

No obstante, como muestra “The Queen’s Gambit”, el ajedrez sigue siendo un juego muy dominado por los hombres. Por lo mismo, nos supone un aspecto mucho más interesante que la serie muestre a una chica como protagonista y, sobre todo, dándolo todo para ser la mejor.