Joven con rasgos asiáticos sentada con expresión de salud mental decaída y en soledad.

En TekCrispy hemos reseñado estudios que revelan cuán nociva puede ser la soledad en la tercera edad, por ejemplo. Sin embargo, un nuevo estudio sobre el tema se ha enfocado en una etapa de la vida más temprana arrojando un resultado preocupante en el contexto de la pandemia. La soledad en la juventud parece estar asociada con problemas de salud mental más adelante en la vida.

Los investigadores informaron en Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (JAACAP) que la soledad en niños y jóvenes está relacionada con trastornos psicológicos, como la depresión y la ansiedad.

Más de 60 estudios sobre soledad, juventud y salud mental

Los expertos de la Universidad de Bath, Reino Unido, examinaron alrededor de 60 estudios previamente revisados por pares. Estos abordaban temas como el aislamiento, la soledad y la salud mental en general en personas entre cuatro y 21 años de edad.

La revisión reveló una amplia evidencia del vínculo estrecho entre la exposición a la soledad en la juventud y la prevalencia de problemas de salud mental en años posteriores. Entre ellos, afecciones tan comunes hoy en día como la depresión y la ansiedad.

La evidencia sugiere que los niños y jóvenes que se sienten solos a temprana edad podrían tener hasta tres veces más probabilidades de desarrollar depresión en el futuro. Lo más preocupante en torno a estos resultados es que el impacto de la soledad podría durar años. Los investigadores también descubrieron que la duración de la soledad parece tener más peso que la intensidad de la misma en el deterioro de la salud mental en la juventud.

La autora principal, Maria Loades, explica que el resultado fue el mismo al medir tanto de la salud mental como de la soledad en el mismo momento; al medir la soledad por separado; u al medir la depresión y la ansiedad posteriormente, hasta 9 años después.

“De relevancia para el contexto de COVID-19, encontramos alguna evidencia de que es la duración de la soledad la que está más fuertemente asociada con problemas de salud mental posteriores”.

Confinamiento por la pandemia podría tener consecuencias a largo plazo

Dicho esto, podemos esperar que el confinamiento derivado de la pandemia tenga repercusiones en el futuro más allá de las infecciones, los decesos y el declive económico. Los avances en el desarrollo de las vacunas han avivado la llama de esperanza de que la pandemia y todo lo malo que ha derivado llegue a su fin.

Esto también significará que los jóvenes, poco a poco, podrían ver su soledad disminuida al poder reunirse con tranquilidad con sus contactos y establecer nuevas relaciones. Sin embargo, habrá casos en los que la juventud tenga que seguir luchando contra su soledad, bien por el deterioro de las habilidades sociales, o por simple vulnerabilidad.

Las interacciones sociales como prioridad para volver a la normalidad

Es por ello que las autoridades, conforme empiezan a bajar las tasas de infección, consideran el regreso a las escuelas, como una de las medidas prioritarias para volver a la normalidad. En un artículo previo hablamos de cuán importantes son las conexiones sociales durante los primeros años de vida, lo cual sustenta los hallazgos de este estudio.

“Es clave que los niños y jóvenes puedan volver a actividades como jugar juntos, aunque sea al aire libre, lo antes posible, y que puedan volver a asistir a la escuela, lo que les da una estructura para su día y les proporciona con oportunidades para ver a compañeros y obtener apoyo de adultos fuera del núcleo familiar “, dijo la Dra. Loades.

Es probable que todos necesitemos un tiempo a solas y en introspección en alguna etapa de nuestras vidas. Pero esto no debe implicar un aislamiento como el que hemos vivido en los últimos meses. Los humanos somos seres sociales, e interactuar con otros definitivamente puede ayudarnos a lidiar mejor con nuestro día a día.

Referencia:

Rapid Systematic Review: The Impact of Social Isolation and Loneliness on the Mental Health of Children and Adolescents in the Context of COVID-19. https://jaacap.org/article/S0890-8567(20)30337-3/fulltext