Mac sobre un escritorio junto a un iPhone y una taza de café.

Cualquier época del año es ideal para reemplazar ese viejo equipo informático que ya no rinde igual que antes y adquirir otro más moderno con la potencia suficiente que permita hacer todo tipo de tareas.

Aunque en el mercado hay un sinfín de opciones en el campo de la informática, no es de extrañar que una de las alternativas con más partidarios sean los Mac. Potencia, seguridad o comodidad son tan solo algunos de sus puntos fuertes.

Máxima seguridad

MacBook entreabierta

(Casi) Todo el mundo ha oído hablar alguna vez sobre la seguridad de macOS, el sistema operativo de los Mac, es invulnerable a los virus. Aunque esto no es cierto, por comparación son más seguros que el sistema operativo de Microsoft.

Esto supone un importante ahorro para el bolsillo respecto a la compra de antivirus, además de evitar que este tipo de software consuma recursos que pueden ser destinados a otros objetivos.

Aunque de un tiempo a esta parte el ecosistema de Apple se ha vuelto más atractivo para los ciberataques (en forma de todo tipo de malware, adware, ransomware, phishing…), la firma californiana es consciente de esta nueva situación y va incorporando constantemente nuevas tecnologías avanzadas de monitorización, cifrado y actualización del sistema.

Facilidad de limpieza

Como en todo ordenador, es necesario limpiar el mismo de archivos que suelen acumularse a base del uso diario que se le da. Aunque el sistema operativo macOS tiene unas buenas herramientas y rutinas de mantenimiento, eso no significa que sean ordenadores perfectos.

Y es que un uso continuado y despreocupado hará que el sistema acumule archivos y errores, pero muchos menos que en otros sistemas operativos. Eliminar aplicaciones o desinstalar programas en Mac es muy fácil: tan solo hay que arrastrarlos a la papelera.

Una gran vida útil y potencia

Mujer usando una Mac para grabar música

Uno de los grandes pros de Apple es la larga vida útil de sus dispositivos. No es nada raro que un Mac tenga varios años y siga funcionando como si estuviera recién comprado. Podrás darle toda la guerra que quieras, que aunque pasen unos años continuará como nuevo.

Por no hablar de que los Mac son ordenadores extremadamente potentes, gracias a los procesadores de última generación y la memoria RAM que montan. Sin duda, son características que aseguran el buen funcionamiento de cualquier software que se instale en el dispositivo.

Y no podemos obviar el hecho de que macOS está optimizado para la configuración que montan sus ordenadores, no siendo así Windows que al poder ser instalado en todo tipo de ordenadores con distintas piezas de hardware no puede estar tan optimizado.

Un diseño sin igual

Si hay un concepto que define a los Mac es que estos ordenadores son, sin duda, pura elegancia.

Su atractivo diseño unido a su reducido peso y a su extrema delgadez hace que estos dispositivos puedan ser transportados con total facilidad. Y todo eso sin hablar de sus pantallas Retina, que hará que te estalle la cabeza con la enorme nitidez de sus colores.

Esta característica los convierte en los ordenadores ideales para diseñadores y fotógrafos.

Total compatibilidad con el ecosistema Apple

Productos del ecosistema Apple

Al usar cualquier dispositivo Apple (ya sea un Mac, un iPhone, un iPad o un Apple Watch) se pueden hacer cosas extraordinarias. Pero, si se usan todos a la vez las posibilidades se multiplican. Imagínate hablar por teléfono sin levantar el iPhone, usar el iPad como segunda pantalla del Mac para tener más espacio de trabajo, desbloquear el Mac automáticamente con el Apple Watch, copiar imágenes, vídeos y textos del iPhone o iPad para pegarlos en un Mac cercano…

Por todo esto, y mucho más, los Mac son la mejor opción si estás pensando en comprar un nuevo ordenador. Seguridad, potencia, vida útil y un diseño espectacular son motivos más que suficientes para decantarse por un Mac. ¡No te arrepentirás!